Menu Big Bang! News
[NUEVO GABINETE] El rabino que llegó a ministro de Ambiente

Política Polémica

[NUEVO GABINETE] El rabino que llegó a ministro de Ambiente

Una de las designaciones polémicas en el gabinete de Cambiemos fue la del rabino Sergio Bergman en el Ministerio de Ambiente. Diputado nacional y ex legislador porteño, el religioso no cuenta con experiencia ni pergaminos en la materia que avalen su designación. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la batería de anuncios realizada por el Jefe de Gabinete electo, Marcos Peña, hubo al menos uno que llamó la atención. Por inesperado. En el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable (que era una Secretaría) asumirá el rabino Sergio Bergman, diputado de la nación por el PRO, con nula experiencia o pergaminos en el área que le tocará maneja que avalen su designación.

En su web oficial, se define a sí mismo. “Soy Sergio Bergman. Tengo cincuenta y tres años y soy muchas cosas. Soy farmacéutico, soy rabino, escritor, diputado. Soy vecino. Soy esposo y padre de cuatro hijos. Creo en el diálogo y en la unión en las diferencias”. Hincha de Boca y experto en oratoria, el religioso usa una kipá multicolor. Su sello distintivo. 

En su web personal, el rabino Bergman se describe a sí mismo. 

En 2011, el rabino aceptó colaborar con la Policía Metropolitana para evaluar la idoneidad de sus postulantes. Esta decisión dividió a la comunidad judía. Pero mucha más controversia generó su postulación como legislador porteño. Antes de aceptar, abandonó el púlpito de la sinagoga de la calle Libertad. Fue el primer rabino elegido para un cargo político. Para asumir como diputado nacional, en 2013, renunció a su banca porteña.

Fue el primer rabino elegido para ocupar un cargo político. Fue legislador y diputado. 

Una de sus grandes incursiones político mediáticas fue el debate que mantuvo con Juan Cabandié (FPV) y -vaya paradoja- con Elisa Carrió, por UNEN. Aquella noche de 2013, los candidatos a diputados por la Ciudad se cruzaron en los estudios de TN. Pero Bergman evitó la confrontación. Las crónicas de esa noche reflejan que el rabino se mantuvo apegado a la receta de Marcos Peña y Jaime Durán Barba, un estilo que luego trasladarían a la Nación y que incluiría a Lilita ya no como rival si no como aliada y armadora del frente Cambiemos. 

Con experiencia en el parlamento, carisma y años de púlpito y oratoria, el rabino Bergman no tiene pergaminos ni historia relacionada al cuidado del Medio Ambiente o del Desarrollo Sustentable. Su designación es de las que más ruido hizo a la hora de conocer el gabinete macrista. Y las redes reflejaron esta sorpresa.

La designación se hizo. Hay algunas voces a favor, muchas en contra. Y todos esperan su desempeño.