Menu Big Bang! News
Política "SE CAYÓ EL SISTEMA"

Nisman: abren otra investigación por fallas en el sistema de gestión judicial

El presidente de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun, presentó una denuncia para que se investigue la falla ocurrida el lunes, cuando se sorteó la causa por la muerte del fiscal. Finalmente, el sistema reaccionó y la causa cayó en manos del juez Ercolini. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El presidente de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun, presentó una denuncia para que se investigue la falla ocurrida el lunes en el sistema de gestión judicial, durante el sorteo de la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

La causa del fiscal Nisman sige generando controversias. 

Irurzun hizo la denuncia “en virtud de que no se puede descartar que la falla signifique una alteración que configure un delito de acción pública”.

La causa -que podría apuntar a un eventual sabotaje- recayó por sorteo en el juez federal Sebastián Casanello, actualmente muy ajetreado por la llamada “Ruta del dinero K” y la denuncia por los “Panamá Papers”.

La causa había recaído en Casanello, hoy muy ocupado por las causas de "lavado de dinero".

El lunes, la causa por la muerte de Nisman llegó a los tribunales federales luego de un año y dos meses de instrucción en el fuero ordinario, donde la fiscal Viviana Fein ahondó en la hipótesis de un suicidio.

En marzo, la Cámara del Crimen resolvió hacer lugar al pedido de las querellas y del fiscal Ricardo Sáenz para que el caso fuera remitido a la justicia federal.

El único imputado, Diego Lagomarsino, apeló el cambio de manos del expediente, pero la Cámara rechazó esa pretensión y el caso fue enviado a los tribunales federales.

Lagomarsino apeló el cambio de manos, pero la Cámara rechazó esa pretensión.

En una insólita situación, cuando estaba ingresando el nombre de la causa para sortear el magistrado que sería elegido para quedarse con ella, el sistema se cayó imprevistamente y durante dos horas la incertidumbre rondó los despachos de los jueces que podían llegar a ser asignados.

“No pudiendo descartarse que la falla acontecida signifique una alteración que configure un delito de acción publica, extráigase copia de las presentes a fin de remitirlas al juez federal que resulte sorteado”, expresó Irurzun.

Irurzun se basó en el informe que le elevó Susana María Echevarría, secretaria general de la Cámara, quien hizo un relato pormenorizado de cómo la causa llego a la oficina de sorteos a las 11.25 del lunes.

Según el informe de Echevarría, primero se sorteó quién se haría cargo de esa “sub-causa” y fue elegido Casanello, pero cuando se estaba por designar al magistrado de la causa Nisman la página mostró un “fallo en la transacción”, sin indicar “nunca” a quién le había tocado.

Recién a las 14.39 el sistema reaccionó y quedó disponible para hacer el sorteo, que determinó a Julián Ercolini.

Tras el desperfecto del sistema, la causa cayó en el juez Ercolini. 

Mientras Ercolini analiza si se queda o no con el expediente, la máxima autoridad de la Cámara Federal pide investigar si hubo irregularidades durante el trámite.