Menu Big Bang! News
Política divididos

Nisman y Sala: dos marchas y una grieta que no cierra

Dirigentes políticos participaron esta tarde de las marchas que se realizaron en apoyo a Milagro Sala y en homenaje a Alberto Nisman. Por un lado, estuvieron presentes ex funcionarios y afines al kirchnerismo y por el otro, integrantes del gobierno y críticos de los K. Los duros conceptos de Estela de Carlotto contra Macri 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La “famosa” grieta en la sociedad, la menos desde el punto de vista “ideológico” se vio reflejada claramente durante el transcurso de la tarde, cuando se llevaron a cabo las dos marchas que poco y nada tenían en común.

Por un lado, se realizó la llamada “Velas por Nisman”en Plaza Alemania –en homenaje a Alberto Nisman- y a un año de la misteriosa muerte del fiscal de la causa AMIA.

Por el otro, distintos movimientos sociales, organizaciones y partidarios K marcharon en la Plaza de Mayo en reclamo de la libertad de la cuestionada dirigente y militante kirchnerista, Milagro Sala.

La vicepresidenta de la Nación y el Jefe de Gobierno Porteño presentes en la marcha. 

En el pedido de justicia por el fallecimiento de Nisman estuvieron presentes algunos dirigentes del riñón del PRO, como la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la Titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Guillermo Moreno; Luis D'Elía; y Gabriel Mariotto apoyando a Milagro Sala. 

Mientras que de la vereda de enfrente, y apoyando a Milagro Sala, se hicieron presentes el ex Secretario de Comercio, Guillermo Moreno; el dirigente social, Luis D'Elía; el Diputado del Parlasur, Gabriel Mariotto; y el ex Director Ejecutivo de AFSCA, Martín Sabbatella, entre otros militantes K.

Además, estuvo presente la presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien criticó con dureza lo que viene haciendo el gobierno de Mauricio Macri.

"Quieren demostrar que tienen un poder que no tienen”, expreso Estela de Carlotto con respecto a la detención de la líder de la Túpac Amaru en Jujuy, a quien se refirió como "la primera presa política del país" y una "luchadora".

Además, la representante de Abuelas de Plaza de Mayo afirmó que desde la asunción de Macri como presidente, la población se encuentra “viviendo en un infierno”.

“El pueblo votó, vamos a respetar la voluntad siempre y cuando el que preside nos respete, y no nos está respetando, nos está insultando", sostuvo Carlotto, y agregó: "ofender a una mujer como ella (Sala) es una ofensa para todas las mujeres argentinas" y pidió a los presentes que "no abandonen la lucha".

En la otra mitad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se llevó a cabo una congregación en homenaje al fiscal y en pedido de justicia, con presencia de simpatizantes de Cambiemos y varios funcionarios. La vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, dijo que el nuevo gobierno está trabajando "para que nadie pueda tener la vocación de tapar nada" y "poner todas las cosas que podamos poner para que esta verdad llegue a término".

Además, aclaró que este gobierno pretende “llegar hasta las últimas consecuencias” en esta causa: "Hay vocación, fuerza e iniciativa para llegar a fondo”.

Otro hombre de la política estuvo presente en la marcha en homenaje al fiscal Nisman, Federico Pinedo, quien señaló que “hubo bastantes operaciones de distracción” en la causa y resaltó que hay que “cambiar por mucha luz”: La muerte de Nisman tiene que ver con su denuncia y con su investigación del atentado a la AMIA”.