Menu Big Bang! News
En el Congreso de Parque Norte quedó claro que debe acotarse la lista de candidatos. Dos para presidente y tres para gobernador bonaerense, no más.

En el Congreso de Parque Norte quedó claro que debe acotarse la lista de candidatos. Dos para presidente y tres para gobernador bonaerense, no más.

Política SE BAJARON URIBARRI Y BOSSIO

"Operativo humildad" de CFK barre dos candidatos en una hora

La presidenta pidió un “acto de Humildad” y en el Congreso del PJ del viernes pasado quedó claro que para las PASO no deben ser más de dos para la presidencial y tres para gobernador. Cómo sigue el efecto dominó. Quedan menos de 40 días para el cierre de listas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hacía falta que uno diera el primer paso para que lo siguiera el resto de la larga lista hasta acotar las candidaturas, presidencial como a la gobernación bonaerense, tal como lo pidió Cristina Kirchner y se acordó en el Congreso del PJ celebrado el viernes en Parque Norte. El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, hasta hoy aspirante presidencial, se convirtió en el primero en tomar nota del "acto de humildad" que pidió la Presidente. Así, el entrerriano fue el primero en hacerse cargo del mensaje que el viernes repitió Carlos Zannini al pleno del PJ. Hace minutos, también anunció que se baja de la carrera Diego Bossio, titular a la Anses.

"Interpreto claramente su mensaje y por este medio estoy comunicando mi declinación a mi precandidatura presidencial", dijo a través de un comunicado

 

El gobernador de Entre Ríos, ultra k, mantuvo siempre línea directa con la Presidente Cristina Kirchner.
 

La decisión del gobernador deja al oficialismo con cuatro candidatos en carrera por la sucesión en la Casa Rosada: el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo; su par de Defensa, Agustín Rossi, y el legislador porteño Jorge Taiana. Lo más probable es que en los próximos días se bajen también los dos últimos. No miden en las encuestas y tienen poco para ofrecer a cambio de una candidatura. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el presidente de la Cámara de Diputados, habían bajado sus pretenciones tiempo atrás para competir en la Provincia.

El jefe de Gabinete, todas las mañanas dice lo que piensa el Gobierno, y quiere gobernar Buenos Aires.
 

Sin embargo, en la carrera hacia el 20 de junio –día en la que se cierran las listas para octubre–, cuatro candidatos aún son muchos. Quedó claro en Parque Norte, aunque no se dijo en el comunicado del final pero sí entre los pasillos, que la Presidenta solo quiere dos candidatos presidenciales en las PASO. Y esos son Daniel Scioli y Florencio Randazzo. Habrá que esperar, entonces, que Rossi y Taiana sigan los pasos del enterriano. Y si se demoran mucho, alguien se los hará saber.

El ministro del Interior y Transportes, Randazzo y el gobernador, Scioli, se desconfían mutuamente.
 

 

Pero el “acto de humildad” que pidió la Presidenta, se va a complicar en el territorio bonaerense. Los aspirantes a quedarse con el sillón que dejará Scioli son demasiados.

Entre los candidatos a gobernar Buenos Aires, Diego Bossio, siguió ayer los pasos de Urribarri, y bajó su candidatura. El último en oficializarla fue Martín Insaurralde,a quien le siguió el jefe de Gabinete Anibal Fernández.. La larga lista, que deberá ser depurada, la integran el secretario de Seguridad, Sergio Berni; el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza y el intendente de Berazategui, Patricio Mussi..

Después de alejarse de Massa, Insaurralde y su mujer, Jessica Cirio, se acercaron a Scioli-Rabollini.
 

En los pasillos de Parque Norte quedó claro que solo deben ser tres los candidatos, no más. De todos quien mejor mide en las encuestas es Insaurralde, que en las legislativas de 2013 aunque perdió contra Massa se alzó con un 32 % de los votos bonaerenses,  anda por los 22/25 puntos de intención de voto para gobernador contra todos sus rivales internos. El que le sigue es Julián Domínguez, que ronda los 17 puntos, pero en este caso con mucho conocimiento en el interior bonaerense y menos en el conurbano. Y habría que agregar a Anibal Fernández, que aunque tiene una imagen negativa del 80%, cuando se mida su intención de voto, podría superar el 10 por ciento, por poco. El resto de los postulantes, tiene muchas ganas y voluntad- algunos más votos propios que otros-, pero no llegan más allá del 10% en las mediciones encargadas por la Casa Rosada.

El gobernador Daniel Scioli y el Intendente Fernándo Espinoza en un acto matancero,
 

El problema es que hacer con el caudal de votos del Intendente de la Matanza, Fernándo Espinoza, que gobierna un distrito en el que vota la misma cantidad de gente que en todo la Patagonia más alguna provincia. Quizá termine integrando alguna fórmula como vice. Lo mismo haría Patricio Mussi, que podría ser el compañero de Domínguez. Habrá que ver que terminan haciendo Berni que ahora se quedó sin su compañero, Bossio.

Lo cierto es que deben quedar solo tres fórmulas y quedan menos de 40 días para cumplir con el “acto de humildad” que pidió Cristina.

 

.