Menu Big Bang! News
Política Valuado en U$S 1,4 millones

Ordenan repatriar a "Capricornio", el lujoso yate de Ricardo Jaime

El juez Sebastián Casanello ordenó traer al país, desde Uruguay, la embarcación de Jaime. Es por la causa que investiga el presunto enriquecimiento ilícito del ex funcionario.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El juez federal Sebastián Casanello ordenó traer al país el polémico yate “Capricornio”, de presunta propiedad del ex funcionario Ricardo Jaime, una nave marca Altamar modelo 64, matrícula DL2153AC, valuada en U$S1.4 millones. Es en el marco de la causa que investiga el presunto enriquecimiento ilícito del ex funcionario. El yate había sido encontrado en diciembre de 2013 en Uruguay.

El juez advirtió que el yate podrá ser parte de un “eventual decomiso y recupero de activos que podría tener lugar a futuro en el proceso” en la causa en la que Jaime está procesado junto a familiares y allegados.

El ex funcionario estaba a cargo del área de Transportes, pero creen que amasó una fortuna.

El juez Casanello había dictado una serie de medidas de prueba sobre la embarcación, que todavía la Justicia de Uruguay no completó, y ante un pedido del fiscal Carlos Rívolo dispuso que el barco sea traído al país y quede bajo la custodia de Prefectura Naval.

“Teniendo en cuenta que nadie se ha interesado ni formalizado reclamo alguno respecto del bien a la fecha, es que se impone la necesidad de ordenar el traslado del navío a nuestro país, para que permanezca bajo la custodia de la Prefectura Naval Argentina mientras se llevan adelante las distintas medidas de investigación que sean necesarias, ello a los fines de asegurar su debida conservación y el eventual decomiso y recupero de activos que podría tener lugar a futuro en el proceso”, explicó Casanello en su resolución.

Factura con las características de la embarcación.

El 28 de marzo de 2010, Norberto Oyarbide, entonces juez de la causa, había ordenado que encontraran el barco y lo secuestraran. El mismo día dispuso la inhibición general de bienes de Jaime, lo embargó por $ 40 millones y decretó el secuestro de la aeronave Lear Jet 31A matrícula N786YA, que Jaime usaba como propia. Todo se cumplió excepto lo del barco. Hasta diciembre de 2013, estaba desaparecido.

El interior del Capricornio, es de gran confort y lujo.

 

Casanello envió un exhorto a Uruguay para averiguar quién paga la cuota por su estadía allí y quién figuraba como capitán.

El cuarto en suite del yate Capricornio, que será repatriado por Sebastián Casanello.

Según consta en el expediente, la embarcación fue puesta a nombre de Delia Ventures LLC. El principal dato que la liga a Jaime es que uno de los autorizados a recibir el barco era Manuel Vázquez, asesor del ex secretario de Transporte y hombre de su confianza.