Menu Big Bang! News
Política Seguridad bonaerense

Otra purga: Vidal reformula las policías locales y la seguridad en zonas rurales

La gobernadora bonaerense comenzó un trabajo junto a los intendentes para mejorar la seguridad en los municipios del interior de la Provincia. Las claves de la reestructuracíón de las policías locales y rurales.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La emergencia en Seguridad y el efecto de la triple fuga aceleraron no sólo la reforma de la policía Bonaerense sino una reformulación de las policías locales y rurales. La gobernadora, María Eugenia Vidal, encaró un trabajo junto a los intendentes, en especial los del interior bonaerense para trabajar en un nuevo esquema que permita el crecimiento de las fuerzas de seguridad municipales y un reordenamiento de la custodia de las zonas rurales.

El alerta lo dio, a comienzos del mes pasado, el partido de Villarino cuando, desesperado, el intendente local electo llamó al Gobierno de la Provincia: tenía un sólo móvil de policía operativo para los 11.400 kilómetros cuadrados, en su mayoría rurales, del municipio.

De manera extraordinaria se le compraron patrulleros nuevos pero a Villarino se sumaron unos 20 intendentes del interior de la Provincia que le reclamaron a Vidal que, dada la paupérrima situación que dejó Daniel Scioli, se les permita avanzar con las policías locales, se los asista con equipamiento, en especial a las policías rurales.

Alrededor de 20 intendentes le pidieron a Vidal asistencia en materia de seguridad.

Los motivos son varios: en primer lugar muchos desconfían de la Bonaerense, en segundo lugar, presionados por sus propios pueblos, necesitan mostrar rápidamente gestión con policías en la calle (entre 70 y 100 por camada nueva) y frenar el crecimiento exponencial del narcotráfico y la delincuencia. Por ello, por caso, Balcarce solicitó “cuanto antes” los cursos de formación policial. El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, delegó en su viceministro, Matías Ranzini, la tarea de trabajar codo a codo con los reclamos municipales.

Ni bien asumió Vidal decidió ampliar el tiempo de formación de seis a nueve meses e incluyó más tácticas de trabajo “en el campo”. Se encontró con casos de agentes recién recibidos que no sabían usar correctamente armas.

María Eugenia vidal junto a su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo.

“En el conurbano hay mejores camadas de policías locales, ahí lo que nos piden es equipamiento”, explican en Seguridad y apuntan: Lanús, San Isidro, Morón y Lomas de Zamora.

La otra pata de la reforma es la policía rural: en ese sentido los intendentes solicitaron colaborar en su desarrollo. Hoy hay casos donde las patrullas rurales, que utilizan camionetas, no funcionan o son pocas.