Menu Big Bang! News
Política Acuerdos y precios

Paritarias 2016: el Gobierno estira la negociación con los sindicatos

Desde el Gobierno postergarían las primeras reuniones formales con dirigentes gremiales para comenzar a debatir la paritaria. Un sector del sindicalismo no vería con malos ojos esa decisión. Los gremios no pedirían una cifra menor al 30 por ciento.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La mesa de negociaciones tendría que ser convocada la semana próxima. El llamado a un “diálogo social” que pretende llevar adelante el Gobierno de Mauricio Macri junto con los gremios y empresarios quedará postergado, al menos por unos días. De este modo, buscarían estirar las primeras conversaciones para evitar el impacto en las paritarias del aumento inflacionario de los últimos meses de 2015.

La idea de una cumbre tripartita entre empresarios, gobierno y sindicalistas se irá diluyendo. De hecho, Macri pretende llevar a cabo reuniones sectoriales, por separado con cada sector productivo, según publicó La Nación.

En este sentido, varias voces del sindicalismo salieron a marcarle la cancha al nuevo Gobierno. El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, cuestionó que se quiera “meter miedo” sobre las exigencias de aumentos salariales. “No nos van a extorsionar con decir que se van a perder fuentes de trabajo, vamos a pedir el salario que corresponda”, aseguró a radio Del Plata.

El titular de la CGT Hugo Moyano salió ayer al cruce de las declaraciones de Prat-Gay.

El dirigente gremial hacía una clara referencia a las palabras del ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, quien días atrás aseguró que “cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos”.

En una línea similar a la de Moyano se había manifestado días atrás en diálogo con BigBang el secretario de la CTA, Pablo Micheli, quien analizó que en las paritarias exigirán entre un 30 y un 35 por ciento “como mínimo”, aunque detalló que desde el macrismo quieren cerrar por menos de 30. Incluso, no descartó “conflictividad” si eso ocurriera.

Para Pablo Micheli, de la CTA, las negociaciones tienen que comenzar por encima del 30 %.

Según La Nación, a pesar de que el “diálogo social” haya quedado postergado, existen contactos fuera de la agenda. En cambio, en la formalidad, destacan que por ahora van a intentar un acuerdo de precios y salarios, y que se intentarán sumar algunos puntos que seduzcan a los representantes de los trabajadores. Lo concreto es que las negociaciones formales podrían comenzar durante la última semana del mes, o a principio de febrero, al regreso de Macri del Foro Económico de Davos.

En diálogo con La Nación, el dirigente de la otra CGT, Antonio Caló, asegura que “lo correcto” es se traspase la negociación para más adelante. “Sería prematuro reunirse ahora porque todavía están muy frescas algunas de las medidas económicas y estamos preocupados por los despidos”, agregó.

El dirigente de otra de las CGT, Antonio Caló, no vio con malos ojos estirar las negociaciones.

Las primeras negociaciones salariales podrían implicar un aumento salarial fijo, mientras que la suba anual quedaría pendiente para el mes de abril, con un panorama más concreto acerca de los precios y el costo de vida. En este primer acuerdo, no descartarían exigir alguna señal respecto al mínimo no Imponible del Impuesto a las Ganancias.