Menu Big Bang! News
Política Fin de ciclo

Peña con Aníbal: "Fue una reunión para una transición ordenada"

El jefe de Gabinete recibió a quien será su sucesor en el cargo. El dirigente cercano a Mauricio Macri lo anunció a través de su cuenta de Twitter. Esta semana se habían cruzado por la frustrada reunión. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tras la reunión con Aníbal Fernández para dar inicio a la transición de gobierno, Marcos Peña dialogó con la prensa que aguardaba su salida en la Casa Rosada. El secretario General del Gobierno porteño manifestó que la reunión se trató de un “encuentro informal” para hablar sobre “temas generales” y definió el encuentro como “positivo”

Peña mantuvo un breve diálogo con los periodistas al salir de la Casa Rosada.

Comuniqué la reunión para que no sea secreto”, aseguró el hombre fuerte de Mauricio Macri al ser consultado sobre el tweet que confirmó el encuentro entre ambos dirigentes. “Tal vez no estemos de acuerdo en todo pero trataremos de dar los pasos necesarios”, sostuvo. 

En un breve diálogo con la prensa, el armador de campaña de Macri indicó que el encuentro fue “relajado” y adelantó que continuarán conversando. “Quedamos en seguir charlando”, agregó, sin referirse a la polémica de la semana en la que Fernández lo acuso de haberse negado a un encuentro el martes. 

Fernández había dicho el martes que Peña, designado para sucederlo en el cargo, había desistido de un encuentro en Casa de Gobierno para conocer detalles de la administración por expreso pedido de Mauricio Macri.

El hombre fuerte de Macri se reunió con Fernández en la Casa Rosada.

Sin embargo, desde el espacio amarillo aclararon a BigBang que la negativa se produjo debido a que entendían que el encuentro debía ser público ante la importancia de los temas a tratar.

Fernández había acusado a Peña de negarse a la reunión. 

En la reunión entre Cristina Kirchner y Macri se acordó el encuentro entre Fernández y Peña, pero la diferencia se centraba en que el kirchnerismo quería resguardar los detalles del encuentro, mientras que el PRO buscaba que la reunión fuera pública.

Macri sale Olivos tras su encuentro con CFK. Allí habían decidido la reunión entre sus dirigentes.

Peña quiere conocer el estado real de las reservas del Banco Central y tener el detalle de los proveedores del Estado y los compromisos que el Ejecutivo debe afrontar en los próximos meses. Obtener los contratos será clave para el organigrama de gobierno macrista.

A su vez, el encuentro público que pretende el PRO buscará conocer los pormenores de los contratos firmados con grandes compañías internacional como Chevrón y los acuerdos con China. También buscará exponer el estado actual de los ministerios de Gobierno y realizar una radiografía del estado de los Ministerios.

Aún no trascendieron detalles del encuentro y se desconoce si algunos de los dirigentes hablarán con la prensa tras la finalización de la reunión. Por lo pronto uno de los encuentros más esperados de la transición ya se llevó adelante.