Menu Big Bang! News
Política Fue fiscal del socialismo

Polémica funcionaria maneja el escrutinio santafecino

Claudia Catalín está a cargo del polémico recuento de votos y aseguró que hoy habrá novedades. Fue fiscal del socialismo, y recibió denuncias de sus empleados y de los fiscales de otros partidos por manejos poco claros. Conocé a la funcionaria judicial que quedó en medio de las irregularidades en el conteo de las elecciones.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La secretaria electoral de Santa Fe, Claudia Catalín, estimó esta mañana que “hoy estaría prácticamente definido el nombre del nuevo gobernador" de la provincia, ya que se esperaba finalizar con el escrutinio definitivo de 800 mesas correspondientes a Rosario, el distrito santafesino de mayor población.
Catalín precisó que "restan unas 800 mesas del departamento Rosario", un "distrito clave" de la provincia, y calculó que "hoy se podrían terminar" el conteo para que quede "prácticamente definido el nombre del nuevo gobernador", que surgirá entre el socialista Miguel Lifschitz y el macrista Miguel Del Sel.
Las elecciones provinciales se llevaron a cabo hace ocho días pero, a pesar de que Lifschitz se declaró ganador, el parejo resultado que arrojó el escrutinio provisorio no permitió develar quién gobernará Santa Fe a partir del 10 de diciembre. 

Las urnas llegan al Colegio Electoral, antes de los comicios santafecinos.

Las sospechas sobre la funcionaria

En las elecciones de 2011, la actual secretaria electoral de esa provincia fue fiscal general del Frente Amplio Progresista en las elecciones ese año, donde el dirigente Hermes Binner fue candidato a presidente. Esto se desprende de los telegramas que firmó en dos mesas, la 2.046 y 2.048, que funcionaron en la Escuela Normal de la ciudad de Santa Fe.

La prueba de que la persona que debe velar por un comicio justo, trabajó para el socialismo.

Dos años después, en los comicios legislativos de 2013, los apoderados de los partidos políticos solicitaron al Tribunal Electoral, que aparten del cargo a la Dra. Claudia Catalín por no garantizar la transparencia del proceso. Ya entonces hubo manejos poco claros en el escrutinio que debió garantizar Catalín.
A su vez, los empleados de la Secretaría Electoral realizaron una Asamblea de Personal y confeccionaron un acta con reclamos y denuncias que enviaron al gobernador de la provincia, Antonio Bonfatti. En el acta mencionada, los empleados denuncian “violencia laboral, discriminación y amenazas” por parte de Claudia Catalín. Por este motivo, hacia fines de ese año fue desplazada de ese cargo clave.

Catalín en plena tarea de fiscalización del comicio. 

Sin embargo, hacia fines 2014 reasume el cargo, junto al presidente del Tribunal Electoral, Roberto Falistocco. Esta vez Catalín, también fue denunciada por haber contratado a su esposo como asesor de ella “Ad honorem”, pero cobrando suculentas cifras de viáticos que aún no han sido aprobadas  por el Tribunal de Cuentas.

Catalín trabaja hace 17 años en el Estado y reemplazó a quien pidió licencia en el cargo motivado por la decisión de participar en la actividad política por su postulación como diputado provincial. Hasta el momento de reemplazar a Lago, Catalín era la subsecretaria Legal y Técnica del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado.

Durante una entrevista en los estudios de LT10 radio Universidad de Rosario, Santa Fe.

Cuando reasumió en diciembre de 2014, la Secretaria Electoral de la Provincia de Santa Fe, Claudia Susana Catalín, comenzó a tener a su cargo el despacho de todo lo concerniente a los actos preparatorios de los comicios y realización de PASO provinciales, el pasado 19 de abril y de las generales provinciales del 14 de junio de 2015.

Comicio polémico

En declaraciones a la prensa, del día de hoy, Catalín afirmó que el escrutinio definitivo "fue muy prolijo y hubo una amplitud excepcional y atípica en la apertura de urna. Además, los resultado son incuestionables", dijo.

Tanto el PRO como el Frente para la Victoria reclamaron la apertura de la totalidad de las urnas, algo que la Justicia consideró innecesario, a excepción de aquellas mesas donde se detectaran irregularidades o inconsistencias. Por otra parte, el apoderado de Unión PRO Federal dijo que "los primeros guarismos del escrutinio indican que los números están muy parejos", entre Del Sel y Lifschitz.