Menu Big Bang! News
Política Dos años sin sentencia

Polémica: la causa del Memorando con Irán se quedó sin jueces

El tribunal que debía resolver sobre la constitucionalidad o no del acuerdo firmado entre la Argentina e Irán, por el atentado terrorista a la AMIA, quedó acéfalo. Mirá las causas del conflicto.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El tribunal que desde hace casi dos años debe resolver si es constitucional o no el Memorando de Entendimiento entre los gobiernos de la Argentina e Irán por el atentado terrorista a la AMIA se quedó sin jueces.

Esa insólita situación ocurre porque la Cámara de Casación aceptó la excusación de la jueza Ana María Figueroa -presidenta de la Cámara- y apartó al juez Juan Gemignani -vicepresidente de la Cámara-.

Ambas bajas han venido a sumarse a la declaración de inconstitucionalidad de la designación como subrogante de Claudio Vázquez, un abogado de Lomas de Zamora afín con el oficialismo. 

El 27 de enero de 2013 en Allepo, ambos cancilleres rubricaron el acuerdo.

La Casación hizo lugar a un planteo de los abogados del gobierno nacional Norberto Bisaro y Sergio Landin y resolvió por mayoría aceptar la excusación de Figueroa y dispuso el apartamiento de Gemignani.

Justamente Gemignani había denunciado a sus colegas de sala por su continuidad en el expediente, pese a un fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal sobre las subrogancias.

A partir de ese dato, el gobierno consideró que estaba afectada la garantía de “imparcialidad” y formuló el reclamo.
El fallo que resolvió dejar sin jueces a la sala del máximo tribunal penal de la Nación en el tema memorando fue firmado por los jueces Norberto Frontini y Roberto Boico (ambos también subrogantes) y Angela Ledesma.

El canciller Héctor Timerman defendió el pacto frente a los senadores y diputados.

Ahora, la Presidencia de Casación deberá designar a los nuevos jueces que deberán integrar el tribunal para resolver sobre la validez del Memorándum con Irán, que ya fue rechazada por la Cámara Federal porteña.
La situación de Vázquez generó una fuerte disputa dentro de Casación, en que Gemignani denunció penalmente a Figueroa, por no cumplir con el fallo que apartaba al conjuez.

El 18 de julio de 1994 una bomba hizo volar la mutual judía en Buenos Aires. 

La mayoría kirchnerista del Consejo designó a fines de junio a Vázquez como juez de Casación de una lista de abogados allegados que elaboró el Gobierno y que aprobó el Senado, tras la sanción de una ley de subrogancias.
Vázquez reemplazó en el cargo a Luis María Cabral, quien fue apartado como subrogante a tres días de tener que resolver sobre la constitucionalidad del memorándum de entendimiento con Irán.