Menu Big Bang! News
En las últimas semanas, los pedidos de diálogo provocaron nuevas polémicas en Malvinas.

En las últimas semanas, los pedidos de diálogo provocaron nuevas polémicas en Malvinas.

Política Nuevos cruces tras el pedido de diálogo

Polémica por el pedido de gobierno conjunto en Malvinas

Políticos, militares y veteranos salieron al cruce de las declaraciones de un dirigente opositor, quien hace dos años había planteado la posibilidad de un “gobierno conjunto” entre la Argentina y Gran Bretaña en las islas. Cuestionaron la medida y volvieron a rechazar el diálogo por soberanía.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A días de que el Papa Francisco posara en una campaña para fomentar el diálogo entre la Argentina y el Reino Unido por las Islas Malvinas, se reavivó una polémica en Gran Bretaña luego de que tomara relevancia un viejo pedido de “gobierno conjunto” entre ambos países.

Jeremy Corbyn desde 1984 plantea una salida con diálogo. Hace dos años habló de gobierno conjunto

La propuesta tiene poco más de dos años. El candidato del Partido Laboralista inglés, Jeremy Corbyn, señaló en 2013 en una entrevista con la BBC que sería positivo “cierto grado de administración conjunta”. En ese entonces, Corbyn recordó que en otros casos, como la disputa entre Finlandia y Suecia por las islas Aman; o en Hong Kong, resultó una manera positiva de afrontar el conflicto. “Habría que explorar esa vía”, pidió el político, que aspira a liderar su partido.

Tras sus declaraciones, Corbyn recibió decenas de críticas de un importante sector de la política británica, incluido el propio Gobierno. Pero con el paso de los días, sus declaraciones volvieron a quedar bajo el centro de la polémica, cuando un ex combatiente inglés, Simon Weston, señaló en público que era “una idea repugnante” y que implicaba “una repugnante rendición”. “No entiendo por qué debería ser así, teniendo en cuenta que los argentinos nunca poseyeron las islas. No tienen ningún derecho sobre ellas”, sostuvo el veterano.

A la polémica se sumó Lord West, ex jefe del Estado Mayor Naval y ex subsecretario Parlamentario del Reino Unido, quien respondió a las antiguas declaraciones de Corbyn rechazando la propuesta de “gobierno conjunto”. “No tiene ni pies, ni cabeza”, apuntó, y agregó que “desde 1982 la soberanía de las islas está fuera de debate, mientras sus nativos no quieran hacerlo. Estoy asombrado de que Corbyn, como cualquier demócrata, quiera ir contra el deseo de los isleños”.

Los ingleses desarrollan desde hace años exploraciones petroleras en las islas.

UNA NEGATIVA CONSTANTE

La posición de Gran Bretaña es clara: no tiene en sus planes retomar los diálogos con la Argentina por el tema Malvinas. Desde el gobierno han dicho en varias ocasiones que el único contexto en el que abrirían las negociaciones es si los isleños así lo desean, lo que por el momento parece improbable, si se tiene en cuenta que no tomaron a bien el pedido de diálogo que efectuó semanas atrás el Papa

Pero lo cierto es que para Gran Bretaña se trata de un territorio estratégico: las ganancias millonarias por el petróleo podrían llegar crecer aún más a partir del año próximo. Hasta ahora, los pilares de la economía malvinense consisten en primer lugar en la pesca, luego en la actividad ovina y más alejada, el turismo: reciben miles de viajeros por año.

El gobierno inglés instaló millonarias y complejas bases militares en el territorio de las Islas Malvinas.

En alguna oportunidad, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, había opinado que Inglaterra le prestaba atención a las Islas por la cantidad de recursos naturales, principalmente marítimos. “Hay potencialidad hidrocarburífera, y además es un enclave militar fuertemente armado con más de 1.500 efectivos, que es una cifra similar a la de cantidad de habitantes de la isla”, en la que viven alrededor de 2.500 personas de 40 países distintos.

DESDE MALVINAS TAMBIÉN HUBO RESPUESTA

Las declaraciones del precandidato laboralista también causaron polémica en territorio malvinense, a pesar de que fueron vertidas hace más de dos años. El consejero isleño Gavin Short opinó que la visión de Corbyn es la de una “pequeña minoría” y que, de imponerse en la interna laboralista, produciría “un daño muy importante” al partido.

ELECCIONES Y DISPUTA, LOS MOTIVOS DE LAS DECLARACIONES

Pero, ¿por qué se reabrió el debate por las viejas declaraciones de Corbyn? La respuesta está dividida. En primer lugar, los entredichos de la última semana comenzaron tras conocerse una encuesta del periódico inglés The Mirror, que señalaba que un 40 por ciento de los británicos está dispuesto a que se retome el diálogo con la Argentina por la soberanía de las Islas.

Pero además, hay motivos electorales que influyen. En los próximos días se realizarán las elecciones internas en el Partido Laboralista, la principal oposición al gobierno de David Cameron, uno de los dirigentes que se mostró más reacio al diálogo. Dentro del propio laboralismo, Corbyn tiene una importante disputa con un sector de su partido, a raíz de sus propuestas.

Tiempo atrás, David Cameron vaticinó: “Argentina nunca tendrá éxito en el reclamo por Malvinas”.

Es que Corbyn, de 66 años, mantiene un discurso que lo posiciona en el “ala izquierda” del laboralismo. Durante su campaña habló de renacionalizar los ferrocarriles, la luz y el gasto. Además, pidió el fin de la austeridad y del alineamiento con los Estados Unidos, así como el abandono del arma nuclear y la salida de la OTAN.