Menu Big Bang! News
Política Giro de 360 grados

Polémica por el proyecto K de ampliar la Corte Suprema

El gobierno intentará ampliar de 5 a 9 los miembros de la Corte y así ocupar los lugares vacantes con jueces subrogante que ya fueron aprobados por Decreto. La Corte Suprema podría evitar esta jugada declarando inconstitucional esos nombramientos. Se avisora un conflicto de Poderes, el Judicial con el Ejecutivo, en plena campaña por la sucesión de Cristina Kirchner.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Además de los cinco proyectos vinculados a las reformas judiciales que el oficialismo enviará esta semana al Congreso para su aprobación, ya resuena en los pasillos del Palacio de Tribunales la, por ahora, silenciosa intención de ampliar los miembros de la Corte Suprema de 5 a 9 miembros volviendo al esquema que imperó en el alto Tribunal durante la era menemista y dando un giro copernicano en las reformas que el gobierno de Néstor Kirchner aplicó a partir de 2003, al comenzar su mandato.

Lo cierto es que ante la imposibilidad fáctica de nombrar en la Corte, en reemplazo del lugar que ocupara Raúl Zaffaroni, a Roberto Carlés, para lo cuál se necesita una mayoría especial por parte de los Senadores (dos tercios), algo que difícilmente ocurra.

El kirchnerinso, desde el Gobierno, estaría pensando en doblar la apuesta, tal es su costumbre, y ampliar el número de miembros del Alto Tribunal para lo cuál la operación sería más sencilla: para esa jugada solo hace falta mayoría simple, es decir la mitad más uno de los presentes. De esta forma, al ampliar la Corte, el Gobierno volvería sobre sus pasos echando por tierra las elogiadas reformas realizadas en el comienzo de su mandato allá por 2003. Pero no sólo hasta ahí llegaría con su osada jugada.

La idea en el oficialismo sería que los jueces subrogantes para la Corte, cuyo listado ya ha sido enviado y aprobado por Decreto debido a la urgencia que el Caso Clarín le impuso en el pasado, asuman los lugares vacantes para la nueva Corte ampliada. Cabe destacar que los integrantes de esa lista son todos magistrados que militan en el bloque de Justicia legítima.

La unica herramienta constitucional existente para echar por tierra esta jugada oficial en el fin de su ciclo sería que la Corte Suprema de Justicia eche por tierra estos nombramientos declarandoloss inconstitucionales debido a que esos nombramientos provisorios no han pasado por el filtro del Senado. Con lo cuál se avizora un conflicto de Poderes que hasta ahora, el presidente de la Corte Ricardo Lorenzetti ha intentado sortear.

La jugada podría atravesar el proceso electoral que se inicia con el cierre de alianzas, en el mes de junio, y ser el tema del que todos deban hablar en plena campaña electoral por la Presidencia. De esta forma el kirchnerismo se prepara para dar una nueva batalla, contradictoria con su historia pero quizá demasiado osada para un gobierno en retirada. De hecho, lo que importa en la etapa de la despedida es mantener el poder en el Legislativo y en el Judicial, ya que de hecho no habrá un Kirchner en el Ejecutivo.

Sin embargo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró esta mañana que "no hay ningún proyecto" para ampliar el número de miembros de la Corte Suprema, por lo que de momento hay que "descartar" esa posibilidad.

El funcionario nacional se expresó de esa manera al ser consultado por la prensa sobre las versiones de la presunta existencia de un proyecto para ampliar a nueve el número de miembros del máximo tribunal.

La posibilidad de que eso fuera cierto provocó que el propio presidente del máximo tribunal de Justicia, Ricardo Lorenzetti, se exprese al respecto: "Intentar cambiar la mayoría de la Corte Suprema siempre desprestigia al Presidente".

 

Audio

Rosendo Fraga con Longobardi por Mitre Fuente: Ejes