Menu Big Bang! News
Política Detenido

Primer fin de semana de Boudou en el pabellón: durmió con 5 presos y un televisor

Recibió la visita de su mujer, que está embarazada, y de su hermano, además de algunos allegados. "Está entero", dijo uno de los visitantes.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex vicepresidente y ex ministro de Economía Amado Boudou pasó el último fin de semana un pabellón de delincuentes comunes del Complejo de Ezeiza del Servicio Penitenciario Federal, donde convive con cinco reclusos comunes sólo con la compañía de un televisor.

Hasta el viernes 10, había estado alojado en el Hospital del complejo de Ezeiza, tras haber sido detenido el viernes 3 por orden del juez federal Ariel Lijo, en una causa en la que se lo investiga por lavado de activos y asociación ilícita y que originalmente se había iniciado por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

“Gracias. Acá todo sirve”, le agradeció a una de las personas que fue a visitarlo el sábado último y que le dejó dos hojas en blanco. Boudou tiene un cuaderno y una birome con la que anota, por ejemplo, los nombres de quienes pueden estar autorizados a visitarlo y algunos conceptos de derecho para entender porqué está preso. “Estoy fuerte y en paz”, le dijo Boudou a uno de sus visitantes.

Boudou, detenido. El viernes a la mañana, la Prefectura lo arrestó en su casa.
Boudou, detenido. El viernes a la mañana, la Prefectura lo arrestó en su casa.

El sábado Boudou recibió la visita de su mujer, la ex diputada mexicana Mónica García de la Fuente, quien está embarazada. El ex vicepresidente tiene previsto pedir a las autoridades penitenciarias que lo autoricen a salir de prisión cuando sea la fecha del parto, dijo uno de sus allegados.

La mamá de García de la Fuente estaba alojada en el departamento de Puerto Madero cuando Boudou fue detenido por efectivos de la Prefectura Naval. Dormía en un colchón en el living, cuando los efectivos de la Prefectura tocaron el timbre muy temprano y Boudou les abrió la puerta vestido con un jogging y una remera negra.

Según dijo Boudou, les pidió entonces a los efectivos de la Gendarmería que le dejaran levantar el colchón y que la mujer se fuera a uno de los cuartos. La mujer se quedó una semana para hacerle compañía a su hija. Ese viernes Boudou también les preguntó entonces a los prefectos porque filmaban el procedimiento si él se iba a entregar. Los efectivos les dijeron que tenían orden de filmar todo. Las imágenes luego se viralizaron en pocos minutos. Este lunes 13, se supo que cuatro efectivos de la Prefectura fueron imputados por la difusión de las imágenes, tras una denuncia realizada por el abogado Marcelo Parrilli.

Boudou también recibió la visita de su hermano y de algunos dirigentes del espacio político. Les contó cómo fue el momento en que se enfrentó con el juez Lijo, quien ordenó su detención inclusiva antes de haberlo indagado. Lijo le dijo que lo había detenido porque en la resolución de la Sala II de la Cámara Federal respecto de Julio de Vido se sostuvo que podría entorpercer la investigación. “Doctor evitemos explicaciones innecesarias”, le respondió el ex vicepresidente. “Ya fui sometido al escarnio”, agregó.

La resolución que tomó como antecedente Lijo y que había ordenado el arresto el ex ministro Julio de Vido, dice que los ex funcionarios pueden mantener cuotas de poder para poner obstáculos en causas en trámite. “¿Qué puedo hacer yo en esa causa? Si no hice nada cuando era vicepresidente, ¿qué podría hacer ahora? Son 80 mil dólares de la época del uno a uno, que puedo justificar perfectamente”, les dijo el ex ministro a su visitantes, del sábado entre los que se encontraba su hermano.

La defensa de Boudou reclamó su excarcelación, que debe ser resuelta por la Sala I de la Cámara, que no está obligada a resolver de la misma forma que sus colega de la otra Sala. Pero con los días que se viven en Comodoro Py nadie arriesga que los camaristas firmen una resolución que les garantice una tapa negativa en los diarios hoy oficialistas.