Menu Big Bang! News
Política Un mapa para entender la nueva alianza

¿Qué cambia con el acuerdo UCR-PRO en el tablero político?

Con el apoyo del radicalismo al entendimiento entre Macri y Carrió en las primarias de agosto habrá una boleta con un frente que incluye a las tres fuerzas. Es un golpe a Massa y el Gobierno salió rápidamente a compararlo con la Alianza de 1999. Detalles del nuevo escenario.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de que el radicalismo aprobara el domingo a la madrugada conformar un acuerdo con el PRO y con la Coalición Cívica el mapa electoral se modificó.

¿Qué implicará, entonces, el acuerdo?

1.En primer lugar que en la boleta de las primarias del 9 de agosto haya un frente común con tres candidatos a presidente: Elisa Carrió, Ernesto Sanz y Mauricio Macri. En principio llevarían una lista común a diputados nacionales. Y en caso de no haber acuerdo, cada uno con su propia lista.

2.El ganador de esa primaria será el candidato del frente y los otros dos comprometen su apoyo en la carrera para llegar a la Casa Rosada. Hoy ese escenario beneficia a Macri, quien en la mayoría de encuestas está entre los tres primeros.

3.En seis provincias ya trabajan los tres juntos, y en otras ocho en estas semanas se encaminan a acordar. Esto implica que habrá gobernadores e intendentes que irán con boletas de dirigentes de las tres fuerzas.

4.Reflejó también un duro golpe para Sergio Massa, quien buscó que ese acuerdo lo incluya como parte de un frente amplio. Los radicales lo dejaron afuera. 

Expectativas.

En ese marco hoy Lilita Carrió se mostró muy entusiasmada con el acuerdo y aseguró que el acuerdo puede llegar a una victoria “en primera vuelta”. En el macrismo no son tan optimistas pero aseguran, en voz baja, que Massa siquiera llegará a presentarse.

El Gobierno critica.

La reacción del Gobierno fue rápida: el dispositivo de medios oficiales salió a criticar el acuerdo el domingo y utilizó a los radicales descontentos para desacreditar a Sanz y sus aliados. En el mismo sentido el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, comparó hoy el acuerdo con la Alianza de 1999, y dijo que se trata de "un experimento de mala factura, y sobre todo con gente sin formación al frente".

"Como dice (el fallecido poeta Enrique) Cadícamo, la historia vuelve a repetirse, y aparece una nueva alianza con un objetivo electoral, pero sin contenido político", señaló.