Menu Big Bang! News
Política Un penalista todoterreno

Quién es Carlos Beraldi, el flamante abogado de la ex presidenta

La ex presidenta será defendida por Carlos Eduardo Beraldi, un abogado que tiene más de 30 años de experiencia en causas importantes, desde el Juicio a las Juntas en 1985. También defiende a la sobrina de Cristina en la causa Hotesur y al empresario Cristóbal López. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El abogado de Cristina Fernández de Kirchner en la causa por el dólar a futuro que orienta el juez Claudio Bonadio es el penalista Carlos Eduardo Beraldi, un experimentadísimo letrado que participó en el Juicio a los Juntas en 1985, cuando apenas tenía 25 años e intervino al año siguiente en el complejo proceso de extradición de José López Rega a la Argentina.

Carlos Eduardo Beraldi, esta mañana, en Comodoro Py. Foto del Twitter del periodista Omar Lavieri.

A partir del Juicio a las Juntas, Beraldi se relacionó con León Arslanian -entonces presidente de la Cámara Federal- . Con el tiempo fue socio de él en su estudio jurídico y en 1998 fue secretario de Seguridad de la provincia de Buenos Aires cuando Arslanian era ministro. 

Beraldi es también el abogado de la sobrina de Cristina en la causa Hotesur.

Como profesor de Derecho Penal de la UBA, está vinculado a Eugenio Raúl Zaffaroni, con quien ayer se reunió la ex presidenta en la casa de Florencia Kirchner. Beraldi es además el abogado de Romina Mercado -sobrina de Cristina e hija de Alicia Kirchner- en la causa Hotesur. También es miembro del equipo de abogados del empresario Cristóbal López.

Cristina, ayer, en su departamento de Recoleta.

Como abogado, Beraldi tampoco se privó de defender a funcionarios macristas. Defendió al ex ministro de Educación porteño Mariano Narodoswki en la causa por las escuchas ilegales de Ciro James y en su momento, el propio Mauricio Macri lo sondeó para que lo defendiera por el mismo tema, aunque no llegaron a un acuerdo.   l

En 2014, Beraldi defendió a los dueños de Taringa, cuando los demandaron por cuestiones de derecho de autor por los contenidos que subían a su sitio. En ese mismo año, trabajó en la reforma del Código Procesal Penal, como uno de los expertos propuestos por el radicalismo.