Menu Big Bang! News
Política

Recluida y convencida de que será procesada, CFK cambia su estrategia

Está segura que Bonadio complicará su situación procesal y la de sus hijos en la causa "Los Sauces". En su entorno le recomendaron ir a juicio oral "lo antes posible". Qué analiza la ex presidenta.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mascarello 441, Río Gallegos. Desde el sur, en su búnker ubicado en la capital de Santa Cruz, Cristina Kirchner aguarda su procesamiento en la causa “Los Sauces”, en la que se investiga el supuesto pago de sobornos a la inmobiliaria de la ex familia presidencial de parte de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López a cambio de beneficios en contratos de obra pública.

Cristina, recluida en el sur, espera el procesamiento de Bonadio.

La ex presidente y su entorno no dudan. Creen que entre lunes y martes el juez federal Claudio Bonadio comprometerá aún más su frente judicial y el de sus hijos: Máximo y Florencia Kirchner.

La casa de Cristina Kirchner en Río Gallegos. Su refugio en el sur. 

Recluida en su casa del sur del país, que BigBang mostró en exclusiva en 2015, la ex presidente diagrama su estrategia judicial. Una vez que analice el procesamiento, lo apelará ante la Cámara Federal, que deberá decidir si confirma o revoca la decisión de Bonadio, y en el caso de que la respuesta sea negativa, el entorno de Cristina ya le recomendó ir a juicio oral “lo antes posible”, con los riesgos que la medida implica.

"Ante la mirada de la prensa nacional e internacional y los organismos de Derechos Humanos que se mostraron a favor de Cristina, la Justicia no se va a poder probar un delito que no existe", cuenta a este sitio una voz que rodea de cerca a CFK. 

Cristina Kirchner, en su última declaración indagatoria. 

“No hay delito”, agrega a BigBang Gregorio Dalbón, uno de los letrados de los Kirchner. Sin embargo, en la vereda de enfrente, Margarita Stolbizer, impulsora del caso, y su abogada, Silvina Martínez, creen que la causa tiene todos los elementos probatorios para demostrar el pago de “dádivas” de parte de los empresarios a la ex familia presidencial, a cambio de beneficios para sus empresas las cuales mantenían contratos con el Estado.

Lázaro Báez no pudo comprobar la ocupación efectiva de los departamentos ni las habitaciones. En el caso de Cristóbal López se comprobó la ocupación pero dijo que pagaba US$ 4500 mensuales por el uso de los espacios comunes, algo ridículo”, le dijo Martínez a BigBang.

Florencia Kirchner también sería procesada por Bonadio.

Tras una extensa e intensa semana de indagatorias, Bonadio tendría decidido procesar a la ex mandataria. El magistrado detectó las primeras incongruencias entre los ex funcionarios y empresarios que desfilaron en los tribunales de Comodoro Py y aunque aseguró que la decisión acerca del procesamiento de Cristina se manejará con hermetismo, la decisión estaría tomada.

El juez que tiene en la mira a la ex familia presidencial. 

En su escrito Cristina Kirchner solicitó ser sobreseída y aseguró que los contratos de alquileres de propiedades a los empresarios Báez y López fueron "genuinos y absolutamente lícitos" y agregó que "los pagos se corresponden con los importes facturados mediante instrumentos bancarios".

El propio Báez, que por primera vez respondió preguntas en una indagatoria desde que fue detenido, coincidió en su defensa con la ex presidente y dijo que los contratos eran “legítimos”. Paradójicamente se negó a contestar si alguna de sus firmas remodeló la casa de Cristina en Río Gallegos, donde por estas horas la ex jefa de Estado espera recibir una noticia que ya conoce.