Menu Big Bang! News
Política El refugio

Santa Cruz K: la provincia más beneficiada en quiebra

 Entre 2003 y 2014 recibió cerca de 22 mil millones de pesos, mucho más de lo que le hubiera correspondido si se aplicaba como corresponde la Ley de Coparticipación Federal. Per cápita, percibió $70.000 contra unos $2.000 que le giraron a Córdoba y Santa Fe

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego del 10 del recambio presidencial, muchos ojos quedarán puestos en Santa Cruz, el refugio de Cristina Fernández. A pesar de haber recibido fondos millonarios durante los últimos doce años, la semana pasada, en la primera reunión convocada por Mauricio Macri con gobernadores, la mandataria provincial Alicia Kirchner pidió ayuda económica porque las cuentas no le cierran.

Según datos de la fundación Mediterránea, la provincia del matrimonio Kirchner recibió casi 22 mil millones de pesos más de lo que le hubieran correspondido si se aplicaban los criterios de la coparticipación, sin contar los 18 mil millones más actualizaciones por un descuento ilegal del 15%, desde la Casa Rosada.

Alicia Kirchner, la nueva gobernadora de Santa Cruz, solicitó ayuda económica a Macri.

La provincia de los Kirchner recibió casi 70 mil pesos por habitante, mientras que San Luis recibió apenas $276 por cada habitante. Santa Fe y Córdoba recibieron ambas en torno a los $2.000 per cápita, señala el informe de la fundación Mediterránea.

En este contexto, y analizando la situación a nivel federal, Santa Fe fue la provincia más perjudicada, según el informe. Por transferencias corrientes y de capital, recibió 21.904 millones menos de los que le hubieran correspondido si se actualizaba la Ley de Coparticipación Federal.

Santa Cruz recibió miles de millones de pesos entre 2003 y 2014. ¿Sobreprecios?.

Esta situación refleja la discrecionalidad con la que el gobierno anterior administró el envió de fondos hacia las provincias. En el caso de Santa Fe, el kirchnerismo se quedó con entre 7 y 7,5 pesos por cada 10 de recaudación.

Ahora, la grave situación económica de Santa Cruz salió a la luz con el pedido de ayuda que hizo la mandataria provincial en la reunión con el resto de los gobernadores, en la Quinta de Olivos ante el presidente Macri.

Los autores del informe, Marcelo Capello, Vanesa Toselli y Benjamín Castiglione, del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana de la Fundación Mediterránea, aseguran que provincias como Santa Fe y Córdoba fueron perjudicadas ya que, de haber respetado el reparto “no discrecional” hubiesen recibido alrededor de $4.000 por habitante entre 2003 y 2014.

El informe de la cantidad de recursos que recibieron las provincias en los años de kirchnerismo.

Santa Cruz se transformó, luego del 10 de diciembre, en el refugio del núcleo duro del kirchnerismo. Allí se encuentran la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, ex candidato a vicepresidente junto con Daniel Scioli.

En el informe se destaca, además, que a Santa Fe le hubieran correspondido 20,8 mil millones de pesos, mientras que sólo recibió, entre 2003 y 2014 unos 6 mil millones. En cambio, en el caso de Santa Cruz la situación es inversa: le hubieran tocado 3,7 mil millones, pero recibió, discrecionalmente, 21,6 mil millones.

En la reunión del fin de semana pasado en la Quinta de Olivos, Alicia le pidió recursos a Macri.

Según cifras de 2012, Buenos Aires recibía, según la ley, el 20,1% de la masa coparticipable, pero en el reparto de los fondos “no automáticos” percibió el 26,2%. Esa diferencia positiva de 6,1 puntos se traduce en 25.034 millones de pesos extra, encabezando así el ranking de provincias beneficiadas por la distribución discrecional de fondos de la Nación si se hace la comparación de esos envíos en términos absolutos.

El saldo positivo a nivel fiscal también es otro de los puntos clave. Sólo unas pocas provincias tuvieron una balanza positiva. En el caso de Santa Cruz fue de $31.556, mientras que en La Rioja fue de $21.670, en Jujuy $12.4919. En Buenos Aires, la provincia más grande, fue de apenas $3.493 por habitante.