Menu Big Bang! News
Política Caos en Tucumán

Scioli ahora acusó a Macri y dijo que él es "un símbolo de Paz"

El candidato presidencial y gobernador bonaerense, Daniel Scioli, salió hoy a cruzar a su rival de PRO y acusarlo de “incentivar y desatar esos niveles de agresión”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego del traspié por el frustardo viaje a Italia, mientras la provincia que gobierna se encontraba bajo el agua; la polémica por el asesinato del militante radical en Jujuy; la acusación hacia el PRO de incentivar a la violencia a través de las redes sociales y de los hechos ocurridos anoche en Tucumán, el candidato a suceder a Cristina Kirchner ve peligrar lel 6% de votos que le faltarían para ganar en primera vuelta en octubre. Cabe recordar que Scioli, viajó temprano el domingo a Tucumán, para celebrar y bañarse en el triunfo del candidato oficialista, Jorge Manzur, mientras se conocían los hechos de vandalismo en localidades del interior tucumano, con quema de urnas, telegramas mal confeccionado y un recuento exageradamente lento. Sin embargo, por la noche de ese día, celebró con cantitos, en la gobernación como lo mostraron las imágenes de los medios locales y nacionales.

Un Scioli desatado celebra, en la medianoche del domingo, el virtual triunfo del peronismo en esa provincia.

Ante el bochornoso espectáculo de la noche de ayer, en la que después de una pacífica manifestación, la Policía tucumana la emprendió contra las 8000 almas que protestaban en la Plaza Independencia, el candidato presidencial del kirchnerismo, Daniel Scioli no tuvo más remedio que repudiar hoy la "represión" contra la manifestación y acusó a su rival de Cambiemos, Mauricio Macri, de "arengar" para que se produjeran los hechos de "agresión y de violencia" desatados en esa provincia.

Policías uniformados y de civil reprimen a los manifestantes en la Plaza Independencia frente a la gobernación.

"En democracia se gana o se pierde y cuando se pierde no se puede llevar adelante este tipo de acciones que han, evidentemente, incentivado y desatado estos niveles de agresión y de violencia de un lado y del otro, y yo repudio todo hecho de represión", afirmó y le mandó un mensaje a su adversario y líder del PRO: "A mí no me va a venir a correr".

El comienzo de la represión, cuando la gente se acerco al palacio de Gobierno y la Policía comienzan a lanzar gases.

En declaraciones a Radio 10, Scioli embistió contra Macri al asegurar que en ningún momento tildó de "comicio ejemplar" el celebrado el domingo pasado en Tucumán: "A mí no me va a venir a correr con el tema de que...Si hay un símbolo de paz, de tranquilidad, de respeto a la voluntad popular, de democracia, de institucionalidad y de gobernabilidad, humildemente, es quien le habla"

Audio