Menu Big Bang! News
Política en córdoba

Scioli y Zannini tuvieron su primer test de campaña

El candidato a vice recordó su pasado en prisión y prometió: “Voy a estar en la política mientras no haya igualdad en el mundo”. El gobernador avisó que el camino es “producir cada vez más para que podamos vivir cada vez mejor”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Daniel Scioli y Carlos Zannini, los candidatos del oficialismo para ser presidente y vice desde diciembre, dieron su primer test de campaña en el complejo FORJA de Córdoba. Fue en un acto en la capital, donde respaldaron a Eduardo Accastello y al cómico "Cacho" Buenaventura, que buscan llegar a la gobernación en las elecciones del 5 de julio.

La primera foto: Cristina con sus candidatos para octubre.

Zannini empezó pidiendo un aplauso de un minuto para Néstor Kirchner, “quien dio aquí uno de sus mejores discursos”. Ese día, un lapsus del ex presidente le hizo decir que acompañaría la presidencia de su esposa desde el cielo. El secretario de Legal y Técnica dijo sentirse orgulloso de acompañar al ex compañero de fórmula del santacruceño.

CONTINUIDAD Y CAMBIO

“Lo bueno está adentro”, dijo Zannini para referirse a la provincia, pero también al país. “La condición para desarrollarse es creer en sí mismo”, planteó, al tiempo que habló de “reconciliarse con la sociedad”. En relación al discurso de los candidatos opositores, criticó: “Algunos hablan de cambio, pero se trata siempre de un cambio vacío. Nadie rompe una casa vieja para construir la nueva”.

El funcionario también recordó su pasado de encierro. “Soy de los torturados que no quieren torturar, los que se abrazan a eso para que haya justicia y castigo”. Horas después de que César Milani abandonara el ejército, recordó la importancia de ratificar el rumbo en Derechos Humanos impulsado en 2003. “La política te hace pensar en los otros. Voy a estar en la política mientras no haya igualdad en el mundo”, prometió.

“Hay una fórmula de unidad, hay una fórmula que condensa la diversidad”, aseguró antes de cederle la palabra a su compañero.

LA FÓRMULA FEDERAL

Scioli también empezó recordando a Kirchner y “su liderazgo inigualable”. Cristina, aseguró, es “la que más defiende” a los trabajadores, los humildes y la clase media. Además de evocar la figura del papa Francisco, el gobernador buscó relacionar los logros de infraestructura en territorio bonaerense a los del Gobierno Nacional. “Vengo a trabajar en esta agenda”, planteó.

Con la mirada en la militancia. Scioli y Zannini prometieron continuidad.

Una vez más, se refirió a “la educación vinculada al mundo del trabajo” y a la promoción de las pymes. El camino es “producir cada vez más para que podamos vivir cada vez mejor”. Cuando se dirigió a los jóvenes locales, pidió que se comprometan y que se inspiren en las “gestas históricas de la juventud universitaria”.

Scioli aseguró que “somos la fórmula más federal”, elogió la inteligencia y el conocimiento del Estado de su compañero, lo que garantiza gobernabilidad. “Esto no es para cualquiera, compañeros”, advirtió.

“Me pongo a disposición de ustedes para proyectar en la Argentina prosperidad y progreso”, cerró el candidato, antes de prometer “la gran Argentina que queremos”.