Menu Big Bang! News
Política Allanamiento

Sospechan que los prófugos estuvieron tres días en una quinta de Chascomús

Esta tarde se realizaron varios procedimientos en esa localidad. Un comerciante quedó demorado porque se sospecha que alojó a los prófugos en una quinta. A diez días de la fuga, no se sabe nada de los sicarios del triple crimen.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez se habrían refugiado en una quinta de Chascomús entre el 28 y el 31 de diciembre último, luego de haber escapado de la cárcel de General Alvear el domingo 27.

Los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci habrían permanecido en esa quinta, que pertenece a un conocido comerciante de la zona, antes del tiroteo con dos policías en la localidad de Ranchos.

Según informa el sitio Infozona, que cubre las noticias de esa región de la provincia de Buenos Aires, los tres fugados se habrían escondido en ese lugar hasta horas antes del tiroteo en un control rutero de Ranchos.

A diez días de la escandalosa fuga, los sicarios siguen en la calle.

Un periodista de Chascomús indicó a BigBang que el sospechoso detenido se llama Lorenzetti de apellido y que es el propietario de una conocida panadería, La Nueva Argentina, situada en el centro de la ciudad.

La policía allanó la quinta, la panadería, situada en pleno centro sobre la calle Colón en el centro de la ciudad, y la casa de la familia en la esquina de las calles Azcuénaga y Estados Unidos.

Lorenzetti se habría hecho cargo de la panadería luego de haberse casado con la hija del dueño del comercio. En la zona dicen que hace más de 30 años que vive en la zona.

El allanamiento en la quinta de Chascomús.

El sitio informa que hubo otros tres allanamientos en la misma ciudad de Chascomús y que el propietario de la quinta permanecía detenido en la comisaría 1a hasta que se resuelva su situación.

También se investiga si en Ranchos se reunieron con alguna persona, después del tiroteo, y de haberse escondido en Chascomús luego de la fuga la cárcel de General Alvear.

El único arrestado hasta el momento, por encubrimiento, es el hombre apodado El Faraón, conocido como Marcelo Melnyk, dueño de una cadena de pizzerías que admitió haberlos recibido en su casa de Florencio Varela el mismo día de la fuga y haberles dado dinero.

El fiscal descentralizado de General Alvear, Cristian Citterio, avaló en las últimas horas una serie de diligencias que condujeron a hombres de la Policía Bonaerense, entre ellos miembros del Grupo Halcón, a la zona de Chascomús.

Allí, tras cuatro allanamientos, fue demorado esta tarde un comerciante que, trascendió, está sospechado de haber dado alojamiento a los prófugos el 31 de diciembre último.

Según se supo, los hermanos Lanatta tienen conocidos en la zona porque era habitual que concurrieran a un predio de caza de la zona, que pertenecería a un legislador provincial.