Menu Big Bang! News
Política Tiene 29 años y vivió en Estados Unidos

Sugestivo asalto a Gimena Macri, la hija del líder del PRO

Sufrió un asalto en su casa, adonde se había mudado recientemente. El hecho de inseguridad fue revelado por su padre en una reunión con fiscales del PRO en Santa Fe. “Me llamó desconsolada llorando. Esto pasa todos los días, todo el tiempo”, señaló. Gimena ya había sufrido otros seis robos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Gimena Macri, la hija “bohemia” del líder del PRO, fue víctima de un robo. Según contó el jefe de Gobierno porteño y el candidato a presidente por Cambiemos, la joven lo llamó desconsolada llorando porque habían ingresado en su casa. “Esto pasa todos los días”, sostuvo el jefe de Gobierno porteño. Según contó su padre, es el séptimo asalto que sufre Gimena.

En una reunión con sus fiscales en la provincia de Santa Fe, el jefe de Gobierno porteño y aspirante presidencial aseguró que su segunda hija lo llamó llorando. “Me dijo que le habían robado. No sabía cómo consolarla”, confesó el líder del PRO. "Gime, qué suerte que no estabas en casa, le dije. Me dijo que le habían robado un montón de cosas, que se sentía violada y me dijo: ‘tengo miedo porque vivo sola’", contó el candidato a presidente por el frente Cambiemos. 

“Cuando vuelva la voy a ver. Esto pasa todos los días, todo el tiempo. Queremos estar tranquilos: andar en bici, jugar a la pelota en la plaza y a eso lo podemos hacer”, agregó Macri.

Gimena tiene 29 años y su padre la apoda “fideíto”. Vivió en San Francisco más de un año. Foto: Perfil

De bajo perfil, Gimena es hija de Macri y su primera esposa, Yvonne Bordeu. Es artista y estudió Artes Visuales en el Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA). Vivió mucho tiempo en el exterior, y trabajó como moza en un bar de Punta del Este antes de dedicarse al arte.

Hace poco más de un año, Macri había celebrado que su hija viviera en el exterior. En ese entonces, Gimena residía en la ciudad de San Francisco, en los Estados Unidos. En su momento, el funcionario había indicado que le “parecía bien” que sus hijos “tengan la experiencia de poder estudiar afuera. Ella se fue a hacer un perfeccionamiento de arte a San Francisco durante un año”. 

“Le robaron seis veces acá. No me parece bien que se tenga que ir a vivir afuera, no me gustaría. Creo que hay que hacer las cosas bien para poder vivir acá, para salir de esta locura de violencia y que todos podamos vivir con tranquilidad”, había destacado en su momento. 

“FIDEÍTO”

“Fideíto”. Así la apoda su padre. Con 29 años ya participó de numerosas exposiciones en Buenos Aires. Se acercó a la pintura a los 15 años luego de realizar un taller a modo de hobby. Una vez que terminó la secundaria, ingresó al IUNA para estudiar artes visuales. 

En 2004 viajó a Londres, donde estudió dibujo, y siempre trató de mantener un bajo perfil. De todas formas, su carrera como artista le permitió participar en más de diez muestras colectivas, dos propias y hasta vender sus pinturas por más de 25 mil dólares en la feria porteña ArteBA.