Menu Big Bang! News
Política Información exclusiva del caso Nisman

Suicidio inducido, la estrategia de la defensa de Lagomarsino

“Para la mayoría de los peritos, Nisman se suicidó”, revela uno de los forenses que participa de la Junta Médica. Volverán a reunirse el martes para establecer si el fiscal fue asesinado o se mató.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Hoy por hoy, la mayoría nos inclinamos por el suicidio más que por el homicidio”, revela a Big Bang News uno de los diez peritos que participa de la Junta Médica que busca determinar, entre otras cuestiones, si al fiscal Alberto Nisman lo mataron o se suicidó. Esa es la hipótesis que tratan de reforzar los peritos de la defensa de Diego Lagomarsino, encabezada por el ex fiscal Maximiliano Rusconi. Aunque uno de los peritos oficiales también cree que Nisman se mató. Pero a más de 100 días de que fuera encontrado muerto, sigue el misterio en torno al caso que conmueve al país y al mundo.

El fiscal del caso AMIA fue encontrado muerto el 18 de enero en su departamento de Puerto Madero.

Los peritos de la querella no pudieron demostrar cómo si es que hubo un asesino pudo trabar la puerta con el cuerpo de Nisman sin dejar ningún rastros”, dice uno de los peritos.

Los diez peritos que participan de la Junta Médica realizada en el Cuerpo Médico Forense coinciden en que la puerta del baño estaba cerrada en el momento del disparo. “No se pudo explicar cómo el presunto homicida hizo para ubicar el cuerpo de modo que trabe la puerta. Es decir: cómo  hizo para parar el cadáver y apoyarlo para obstaculizar la salida. Sin dejar evidencias ni contaminar la escena del crimen”, razonó el perito. Los peritos de la querella encabezada por la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman, aseguran el fiscal fue asesinado y tuvo unos segundos de sobrevida.

Arroyo Salgado está convencida de que a su ex lo mataron.

¿Suicidio inducido o crimen?

Esa es la pregunta que se hacen los peritos. Aun los que no creen que Nisman haya sido asesinado sospechan que se trató de un suicido inducido.  Al menos tres de los peritos que participan de la Junta Médica aseguran que Nisman no tenía sangre ni en la tráquea ni en el esófago. “Eso explica que después del tiro no respiró ni tragó sangre. Fue un tiro mortal porque no hubo sobrevida ni reflejo respiratorio ni deglutorio”, dijo el perito. El arma se la había prestado Lagomarsino. El perito que asiste a la defensa es Mariano Castex. Enterate lo que dijo antes de que comenzara a intervenir en la causa.

Lagomarsino sigue siendo un enigma para los investigadores.

La mayoría creemos que lo indujeron al suicidio. ¿Pero cómo lo probás?”, admite uno de los forenses.

Otra controversia tiene que ver con la hora de la muerte. Para los peritos de la querella, Nisman murió el sábado por la noche, lo que compromete a Lagomarsino. Pero para los peritos oficiales, Nisman murió el domingo por la mañana. 

 La hipótesis del homicidio

Los peritos de la querella contratados por Arroyo Salgado insisten en que a Nisman lo mataron. En el informe de 13 puntos que elaboraron bajo el liderazgo de Osvaldo Raffo, hay diferencias con las pericias oficiales. Por ejemplo, una variación en la trayectoria de la bala, la data de muerte (para la querella fue cerca de la medianoche del sábado 17 de enero y no por la mañana del domingo 18) y la posición del cuerpo del fiscal. Para Raffo y su equipo fue movido por el homicida.

Raffo trabajó en más de mil casos de homicidio.

 

¿Creés que a Nisman lo mataron o se suicidó?

Ver resultados