Menu Big Bang! News
Política Deuda

Súpermartes: el Gobierno intenta que no se caiga la sesión para pagar a los "buitres"

Representantes de Cambiemos en el Congreso mantuvieron un encuentro con referentes de la oposición para explicar el fallo de la cámara de New York que podría poner en riesgo el pago a los bonistas. El macrismo intenta bajarle el tono a la decisión de la Justicia norteamericana. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Con el objetivo de evitar que se postergue el proyecto de ley que habilita el pago a los houldouts, el Gobierno mantuvo un encuentro en el Congreso con los principales referentes de la oposición peronista y de UNA para brindar explicaciones acerca del reciente fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que dejo sin efecto el levantamiento de las medidas cautelares dispuesto por el juez Thomas Griesa.

El Presidente aseguró que de no acordar con los buitres habrá "ajuste". 

La decisión de la Justicia norteamericana obstaculizó el objetivo del macrismo de aprobar la iniciativa a través de la cual aspiran a volver a tomar deuda en el exterior y reactivar las economías provinciales. Es que la medida de la Cámara podría impedirle a la Argentina cumplir con los pagos a los bonistas que ingresaron en los canjes de 2005 y 2010, por lo que desde la oposición dudan en torno a dar quórum a la iniciativa.

El fallo de la Justicia de New York genera dudas en la oposición. 

La estrategia del macrismo consiste en bajar el tono a esta discusión y desestimar la medida. Nicolás Massot, jefe de bloque de Diputados de Cambiemos, se refirió al fallo de la Corte aunque se mostró optimista sobre la aprobación del acuerdo. “Puede haber habido un poco de confusión con un anuncio que era esperado. El proyecto que fue presentado y que se dictaminó el martes pasado en mayoría, incluye un artículo que dice que Argentina sólo paga en tanto estén firmes y definitivos todos los fallos”, aclaró.

Este positivismo, será el que los negociadores del macrismo junto al equipo económico intentarán transmitirle a los representantes de la oposición, encabezados por Marco Lavagna, representante de UNA, Diego Bossio (Justicialista) y Margarita Stolbizer (GEN). Estos votos son esenciales para dar luz verde al proyecto.

Bossio, participó del encuentro con referentes de Cambiemos. 

Sobre las inquietudes de la oposición, Massot dijo que “se genera una preocupación que es genuina”, y valoró la responsabilidad de los sectores opositores de ocuparse de este tema. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aclaró que "es necesario terminar con este tema cuanto antes", y manifestó que en caso de aprobarse las medidas, las mejoras en el escenario económico se verán "en la segunda mitad del año". 

Massot le bajo el tono a la decisión de la cámara de Nueva York. 

El punto conflictivo se centrará en la negociación con el kirchnerismo. El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, fue claro: "Esta decisión (de la justicia de New York) obliga a un análisis más profundo del contenido de la sentencia, porque incorpora un hecho nuevo no previsto por el Gobierno". Por su parte, José Luis Gioja pidió suspender la sesión ya que consideró “no hay garantías”.

A pesar de estas posiciones, el macrismo está convencido de que logrará aprobar la iniciativa, incluso el propio Presidente fue tajante: “Sin acuerdo con los holdouts habrá ajuste o hiperinflación". Sus palabras fueron dirigidas a los gobernadores provinciales que deberán convencer a sus diputados de apoyar la iniciativa ya que de no hacerlo corre riesgo la reactivación de las principales obras públicas de cada región.