Menu Big Bang! News
Política elecciones 2015

¿Tajaí? Detrás de las pistas que dio Massa para el ballottage

En su última semana de campaña, el líder del Frente Renovador criticó casi por igual a los dos candidatos para el 22 de noviembre, pero hizo algunas declaraciones sugestivas. El repaso.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Todos miran a Sergio Massa. El líder del Frente Renovador, que con su alianza UNA cosechó el 21,34% de los votos este domingo, se convirtió en el hombre cuyos favores necesitan -al borde de la desperación- Daniel Scioli y Mauricio Macri.

Aunque todo hace suponer que el ex intendente de Tigre no hará un pronunciamiento explícito, sus recientes comentarios contra Cristina Fernández fueron escuchadas con agrado desde Cambiemos.

Massa y Macri, unidos por espanto anti-K.

En su última semana de campaña, sin embargo, Massa repartió fuertes críticas para los dos bandos. BigBang repasa las más relevantes.

El domingo 18, una semana antes de las elecciones, se postuló como "la mejor herramienta para terminar con el kirchnerismo". También dijo que había sido "un gravísimo error" su “candidatura testimonial" por el Frente para la Victoria, gestión para la cual fue jefe de Gabinete entre 2008 y 2009.

Tiempos de sintonía fina.

Tres días después, el hombre de UNA reconoció que no vio hechos de corrupción durante su paso por el Gobierno Nacional: "Tenía la mirada puesta en la gestión y por ahí hay cosas a las que no les prestaba atención".

Al mismo tiempo, Massa había pronosticado que Macri, "en la segunda vuelta, pierde con Scioli". Y volvió a diferenciarse del jefe de Gobierno: "Mi victoria va a ser festejada entre los trabajadores y los productores, no en los mercados".

Una relación con vaivenes.

También criticó el “giro discursivo" del referente del PRO, quien primero dijo que "el peronismo es la madre de todos los males y después inaugura un monumento a Perón". 

En su balance de los 12 años kirchneristas, Massa habló de un país “fracturado por la prepotencia, por la soberbia y por el mal uso del Estado”, aunque reconoció “la Asignación Universal por Hijo, la inclusión jubilatoria, la recuperación de Aerolíneas y el ministerio de Ciencia y Tecnología”.

El hombre de UNA reconoce algunas virtudes del kirchnerismo.

Cuando llegó la pregunta clave (a quién apoyaría en el eventual ballottage), no se definió: Me gustaría primero escuchar sus propuestas. Por ahora sólo vi marketing, carteles, globitos”.

El jueves 22, su cierre de campaña fue explícito: pidió "reventar las urnas" para “terminar con el kirchnerismo en la Argentina".

Hoy, ya con la primera vuelta resuelta, aseguró que "la gente dijo el domingo que no quiere continuidad”. Y si bien criticó al oficialismo, dijo que recién mañana miércoles se expedirá. “Mañana vamos a fijar por qué cosa queremos pelear en la etapa que se viene en la Argentina. Quiero un presidente que le declare la guerra al narcotráfico", afirmó.

Sólo él sabe si pesará más esa última definición o privilegiará, finalmente, su supuesto ADN peronista.