Menu Big Bang! News
Política antes de las paso

Tensión en el cierre de campaña: amenaza con balas para Carrió

Aparecieron tres proyectiles calibre 38 en el Palais Rouge de Palermo. “En esta guerra no hay lugar para gordas ni villeros”, decía uno de los mensajes intimidatorios.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El cierre de campaña para las PASO resultó muy enrarecido. Una vez terminado el acto de Elisa Carrió en el Palais Rouge de Palermo, dos periodistas encontraron un estuche con tres balas y una amenaza anónima a la precandidata presidencial por el frente Cambiemos.

Fue en un pasillo, a metros del escenario. En los proyectiles calibre 38, estaban inscriptas las iniciales de Carrió, de “Toty” Flores, su candidato a vice, y de Marcela Campagnolli, primera candidata a diputada y hermana del fiscal que investigó la causa de la “ruta del dinero K”. 

“En esta guerra no hay lugar para gordas ni villeros”, decía la amenaza en la caja encontrada por la periodista Lucrecia Bullrich, del diario La Nación y un colega suyo de Crónica. También había un claro mensaje intimidatorio: "Bórrense, seguimos creciendo. Si en EEUU no pudieron con nosotros, porqué van a poder en Argentina".

Al final, para demostrar que venían siguiendo sus pasos muy de cerca durante la campaña, quienes perpetraron la amenaza tuvieron unas palabras más para Carrió: “Te vimos muy delgada en Azul”. Un claro mensaje intimidatorio.

Catarata de tuits contra el Gobierno y la Presidenta

Antes de la noticia de esta noche, la diputada cargó duro contra la Presidenta y los candidatos del oficialismo. Dejó un mensaje entre líneas al decir que ella no habla “de las adicciones de las familias de políticos”.

“Jamás lo haré. Hablo de la Presidenta, del diputado, nunca de un hijo o familiar”, descargó Lilita, en clara referencia al allanamiento realizado al yerno de su candidato a vice, Héctor “Toty” Flores.

Carri, también, le envió un “mensaje a Cristina Kirchner”: “Jamás nos metimos con Máximo Kirchner. El verdadero ‘aguantadero’, hoy, es la (Casa) Rosada”.