Menu Big Bang! News
Política Los culpo de obstruir la investigacion

Timerman renunció a la AMIA acusando a sus dirigentes

El Canciller renunció a la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA) acusando a sus dirigente de “obstruir la investigación del atentado” y “boicotear la posibilidad de iniciar el juicio”. El Canciller firmó con Irán en 2013 el polémico acuerdo para que los 8 funcionarios de ese país, acusados por el atentado, declaren en Teherán.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El canciller Héctor Timerman presentó hoy su renuncia "indeclinable" como socio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) por el "accionar obstruccionista" que "impide el avance de la investigación del criminal atentado terrorista" cometido contra la sede de la AMIA el 18 de julio de 1994.

A través de un mail enviado a los medios, Timerman informó su decisión. "Hoy presenté mi renuncia como socio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). Adjunto facsimil de la carta enviada a su presidente. Atentamente, Héctor Timerman", escribió.

Tapa del matutino Clarín del día del atentado el 18 de julio de 1994. A 21 años el Canciller acusó a la dirigencia de la mutual de obstruir la investivgación para conocer la verdad.
 

La carta, fechada ayer, está dirigida a Leonardo Jmelnitsky, presidente de la AMIA, y comienza así: "Sirva la presente misiva para presentar mi renuncia indeclinable como socio y, al no pertenecer más a vuestra organización, retirarle a la DAIA el derecho de hablar en mi nombre".

"Motiva tal decisión la certeza de que ambas instituciones [AMIA y DAIA] con su accionar obstruccionista continúan impidiendo el avance en la investigación del criminal atentado terrorista ocurrido el 18 de julio de 1994 a la vez que alimentan, tal vez sin desearlo, campañas de quienes pretenden usar dicha tragedia para fines contrarios a los intereses nacionales", explica.

La noche del 18 de julio del 94, aún se buscaban sobrevivientes y el país estaba conmocionado.
 

Según Timerman, de sus "conversaciones con los dirigentes" de AMIA y DAIA le quedó "claro" que "su intención es mantener la denuncia contra los sospechosos y al mismo tiempo boicotear toda posibilidad de iniciar el juicio".

El canciller acusa a los dirigentes de esas instituciones de "obstaculizar los instrumentos de cooperación judicial acordados con Irán".