Menu Big Bang! News
Política Hay un fuerte operativo de seguridad

Toma de tierras en Merlo: frenan el desalojo y realizan un censo

El censo está previsto para hoy, y buscan conocer con exactitud cuántas personas se encuentran en el terreno de 60 hectáreas ubicado en el partido de Merlo. Sería a partir de las 10. Hay un fuerte operativo de la Policía bonaerense en la zona.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mientras continúa la toma del predio en el partido bonaerense de Merlo, ayer se decidió no desalojar a las familias que reclaman una pronta solución habitacional. A los cruces entre el actual intendente y el electo - ambos del Frente para la Victoria - se le sumó la decisión de llevar a cabo un censo dentro del terreno usurpado.

El conteo de todas las personas que se instalaron en el predio se realizará esta mañana, estiman que a partir de las 10. De este modo, buscan resolver la situación de las 3 mil familias que acampan desde hace varios días en los terrenos ociosos ubicados en el partido de Merlo. El objetivo, además, será conocer cuáles son las demandas puntuales de cada familia.

 

Cuando parecía que las fuerzas de seguridad desalojarían el predio tomado en Merlo, con las fuerzas de seguridad preparadas para llevar adelante el desalojo, ayer sólo faltaba una orden judicial que habilite al Gobierno bonaerense a realizarlo. Sin embargo, las autoridades optaron, como primera alternativa, llevar a cabo un censo.

Al menos así lo acordaron durante una reunión el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Eduardo Aparicio, en conjunto con el subsecretario de Urbanismo Social, Ricardo Spalletti, y el intendente saliente, Raúl Othacehé, que mantuvieron encuentros con representantes de las familias que mantienen tomado el terreno.

La guardia de Infantería de la Policía se apostó en las inmediaciones del predio usurpado en Merlo.

El ministro sostuvo que tanto la Provincia como el municipio analizaron con responsabilidad la situación, y precisó que el objetivo del encuentro fue “dar tranquilidad y resguardar la paz social para llevar adelante un accionar pacífico”. Además, detalló que se trata de un trabajo coordinado con el Ministerio de Seguridad bonaerense. 

Pero además, Aparicio prometió esta mañana que luego del censo, las familias abandonarán los terrenos. “Una vez que hagamos las fichas, los vecinos van a dejar una guardia y van a empezar a desalojar porque esto no es solamente hacer el censo y dar el terreno. Hay que ver el impacto ambiental, cuáles de los lotes son habitables y cuáles no”, afirmó.

Las autoridades esperan que con el censo que llevarán adelante en las próximas horas se alcance un “principio de solución”, antes de desalojar el predio. Aunque se mostró conciliador, Aparicio indicó que las viviendas en construcción deben ser desalojadas.

La toma comenzó hace varias semanas, pero tomó mayor repercusión en las últimas horas. 

Más allá de que la intención es realizar el censo primero, la Provincia desplegó un fuerte operativo de seguridad en la zona del predio tomado sobre la ruta 1003 en Merlo. Ayer se dispusieron alrededor de 500 agentes de la Policía Bonaerense, de las divisiones de Infantería, Caballería y Motorizados.

Fuertemente custodiado, así amaneció el predio tomado en la localidad bonaerense de Merlo

En tanto, la única decisión judicial firme que hubo en las últimas horas tiene que ver con el pedido al Gobierno bonaerense para que evite el ingreso de materiales y de más habitantes al predio de 60 hectáreas. Aunque la decisión de desalojar aún no está firme, ayer el gobernador Daniel Scioli adelantó que el operativo se haría con “responsabilidad social y comprensión”.

Así se ve la toma desde el dron de BigBang.

FUEGO CRUZADO EN MERLO

Al tenso clima que le aporta a Merlo la toma de un predio de 60 hectáreas, debe sumarse la dura interna entre el intendente saliente, Raúl Othacehé, y el recientemente electo, Gustavo Menéndez. Ambos son del Frente para la Victoria pero mantienen fuertes cruces desde hace tiempo. Y el caso de la toma en Merlo no fue menor: el nuevo jefe comunal acusó Othacehé de ser “Nerón incendiando Roma”. 

Raúl Othacehé, el intendente saliente de Merlo. Salió al cruce del recientemente electo, Gustavo Menéndez.

Incluso, la guerra entre ambos continuó por horas. El actual mandatario local salió a responderle y lo acusó de estar detrás de las tomas. Aseguró que es Menéndez quien está detrás de las “ocupaciones de tierras particulares”, a la vez que representa el delito y la droga”. “Nosotros tenemos divergencias fundamentales con Menéndez, yo lo eché de mi gobierno por inepto e ineficaz”, dijo y aseguró que “la Municipalidad de Merlo está funcionando perfectamente”.