Menu Big Bang! News
Política Interna en llamas

Trabajadores del Posadas niegan que la rotura del resonador haya sido un sabotaje

Algunos consideran que los daños realizados fueron adrede, e inclusive el Presidente Macri solicitó presentar una denuncia penal contra los presuntos responsables. Pero Martín Sabbatella afirma que todo fue una mentira para tapar los despidos en la institución, y los trabajadores del hospital Posadas apoyan su versión. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El miércoles por la mañana, durante la reunión de Gabinete, el presidente Mauricio Macri dio instrucciones para que se presenten lo antes posible denuncias penales para encontrar a los responsables por los daños sufridos en el hospital Posadas, en El Palomar. El destrozo más considerable fue el del resonador magnético, que el domingo apareció con una silla de ruedas incrustada y, según se decía, costaría 45 mil dólares repararlo y ponerlo de nuevo en funcionamiento.

Así quedó el resonador magnético del hospital Posadas.

Sin embargo, el miércoles pasado el mediodía otro actor entró en juego, esta vez para poner sobre el tapete una nueva versión: el ex funcionario kirchnerista Martín Sabbatella afirmó desde su perfil en la red social Twitter que la rotura del resonador magnético fue un simple accidente y que el hecho intentó ser utilizado políticamente al ser enmascarado como “un sabotaje”. Según él, los motivos para la maniobra radican en el deseo de ocultar los despidos de trabajadores del Posadas.

El ex interventor del Posadas, Dr. Martín Latarroca, la expresidenta Cristina Fernández y Martín Sabbatella.

“Armaron la burda mentira de un supuesto sabotaje para justificar despidos de trabajadores en el Hospital Posadas”, denunció Sabbatella en Twitter e inmediatamente agregó: “Difaman y persiguen trabajadores por su pertenencia política, mientras desguazan el Estado y lo ponen al servicio de las corporaciones”.

“No hay ningún sabotaje. El viernes, un médico tuvo un accidente con una silla de ruedas en la sala de resonancia e inventaron lo del sabotaje con el único objetivo de despedir trabajadores”, sostuvo el ex Director de Relaciones Institucionales del Posadas, Diego Spina, en un comunicado difundido por Nuevo Encuentro, la agrupación política de Sabbatella.

Sabbatella en el Posadas.

 La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop), seccional del hospital Posadas, por su parte, indicó que lo ocurrido con el resonador no fue un "sabotaje" sino que se trató de un "accidente". "No podemos emitir juicios de valor sobre los otros episodios, ascensores y vacunatorio, aunque probablemente tenga relación con la precaria situación de algunas áreas del Hospital", señaló en el escrito. 

Por otra parte, un comunicado publicado hoy por los trabajadores del área de diagnóstico del Posadas expresó que “el equipo de resonancia se encuentra en actividad operativa habitual”, por lo cual no sería necesaria ninguna reparación

El comunicado del Servicio de Diagnóstico por Imagen.

“El hecho sucedido el viernes 12 de febrero de público conocimiento corresponde a un accidente con factores de riesgo múltiples distantes de un accionar premeditado y voluntario”, agrega el texto. “Rechazamos que se utilice puntualmente este accidente como intencional”.

Los actuales directivos del centro médico denuncian que toda ésta situación se desató cuando se comenzaron a revisar los más de 1000 contratos que se produjeron en el hospital el 1 de diciembre pasado, muchos de ellos para realizar tareas administrativas y de seguridad. “En 2014 entraron más de 400 personas y eso ya era bastante anormal. En 2015 ingresaron 1500, 700 de los cuales se incorporaron en los últimos dos meses”, sostuvo Legaspe en TN.

Según informaron fuentes internas al diario La Nación, muchos de estos nuevos contratados pertenecerían a Nuevo Encuentro o serían barrabravas del club Morón, algunos de ellos hasta con antecedentes penales.

En cambio, desde el sabbatellismo niegan que esto sea cierto y afirman que todo el asunto del sabotaje es una mentira para cubrir los despidos inminentes, mientras acusan al actual directorio de realizar una "persecución ideológica y discriminación".

“El viernes, un médico tuvo un accidente con una silla de ruedas en la sala de resonancia e inventaron lo del sabotaje con el único objetivo de despedir trabajadores (Diego Spina – ex Director de Relaciones Institucionales del Posadas)

¿El origen de las fotos?

Mientras tanto, en Facebook está la que bien podría ser la fuente original de las fotografías que muestran el incidente con el resonador. Se trata de un posteo realizado el domingo por el veterinario Daniel Farfallini contando lo sucedido y dándole el tinte de un hecho curioso y accidental

 

VIERNES 11-02 POR LA NOCHE , UN RESIDENTE DE CLINICAS INGRESA A LA JAULA DE FARADAY CON UN PACIENTE EN SILLA DE...

Posted by Daniel Horacio Farfallini on domingo, 14 de febrero de 2016

“Un residente de clínicas ingresa a la jaula de Faraday con un paciente en silla de ruedas. El paciente por suerte queda en el suelo y el resultado está a la vista. Hoy, domingo 11 horas, los residentes de neurocirugía, desesperados, sacaron la silla. ¡La fuerza de la necesidad, jaja! Igual hay partes golpeadas que reparar”, reza el mensaje que acompaña la fotografía del resonador con la silla incrustada que se difundió mediáticamente, más dos imágenes de los residentes en el proceso de quitarla del aparato

Cuando trascendió la noticia, Farfallini agregó un nuevo posteo: “Aquí no tiene nada que ver Sabatella ni el kirchnerismo, ni hay ningún sabotaje, simplemente un médico residente de primer año de clínicas, extranjero, que no siguió las advertencias del técnico de guardia. Paremos con tanta tontería”.  

Cadena de choques

La rotura del resonador es el corolario de una serie de denuncias realizadas desde el centro médico, donde afirman que en una semana dejaron de funcionar los 25 ascensores al mismo tiempo durante uno de los feriados de carnaval y que una descarga eléctrica dañó todas las heladeras del vacunatorio.

“En el hospital pasan cosas raras, se rompen demasiadas cosas todas juntas. A veces es demasiada coincidencia”, afirmó el director del hospital, el Dr. Alberto Díaz Legaspe, en declaraciones a Radio 10.