Menu Big Bang! News
Tras 66 días sin respiro, Vidal recibió el apoyo de Macri: "No estamos solos"

Política Reunión de Gabinete ampliado

Tras 66 días sin respiro, Vidal recibió el apoyo de Macri: "No estamos solos"

El Presidente fue a La Plata para brindar su apoyo a la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal y participar de una reunión de gabinete ampliado. “Daremos las batallas donde hay que darlas", dijo la gobernadora. Para el gobierno de Cambiemos, la gestión bonaerense es el examen más complejo que deben dar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, afirmó hoy que "se puede gobernar" la Provincia "dando las batallas donde hay que darlas", y destacó el apoyo del presidente Mauricio Macri para "atravesar las dificultades" de la gestión provincial.

La gobernadora y el Presidente en el encuentro de esta mañana.

"No estamos solos. Durante todas las dificultades que atravesamos en estos 66 días, estuvimos con el gobierno nacional al lado", enfatizó al encabezar junto al Presidente la reunión de gabinete de la Provincia, en la ciudad de La Plata.

Durante el encuentro, desarrollado en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense, afirmó que "se puede gobernar la Provincia tomando decisiones difíciles y escuchando sobre todo a los que no piensan como nosotros". 

Luego de la reunión de Gabinete ampliado, Macri y Vidal dieron un mesnaje.

El gobierno de Vidal se encuentra por estos días enfrentando una dura paritaria con los gremios docentes y su oferta de 24% fue rechazada dos veces. Los maestros piden un piso no menor a 35% y actualizar los básicos para quienes recién se inician. Por ahora peligra el inicio del ciclo lectivo ya que la diferencia, entre lo que piden y lo que oferta, ronda el 10%.

Por otra parte, el tema seguridad sigue acechando a la gobernadora más allá de que aún está latente la fuga de los hermanos Lanatta y Víctor Schilacci del penal de General Alvear, que mantuvo durante las fiestas de fin de año y hasta su aprensión, a mediados de enero, a toda la política en vilo.

Martín Lanatta, Cristian Lanatta y Víctor Schilacci, los prófugos del Penal de General Alvear.

Otro frente que debe resolver la gobernadora son las alicaídas cuentas provinciales, que el gobierno de Daniel Scioli dejó exiguas y en rojo. Y los nichos de corrupción que, como lo muestra el caso testigo del IOMA, siguen enquistadas en la administración de la provincia.

Más allá de los problemas, Vidal logró un acuerdo con los diputados provinciales del Frente Renovador, de Sergio Massa, que hace posible que las leyes necesarias salgan aprobadas de la legislatura bonaerense. De todas maneras le queda por delante un largo y arduo camino para poner en marcha la provincia.

La gobernadora encabezó el primer encuentro con los docentes bonaerenses para comenzar la difícil paritaria.

"Empezamos a mostrar que se puede gobernar esta Provincia, garantizando las fiestas en paz, dialogando con todos, declarando emergencias y dando las batallas donde hay que darlas: en el Servicio Penitenciario, en la policía de la provincia, empezando a tomar decisiones difíciles", apuntó Vidal.

En tanto, manifestó que lo que hicieron en "estos 66 días de gestión" lo alcanzaron "diciendo que no cuando había que decir que no", "trabajando sin descanso", y "cerca de la gente, sin abandonar nunca este vínculo". "Nada de lo difícil de lo que pasó en la Provincia lo pasamos solos. No sólo nos acompaña un Presidente sino toda la gente que tiene esperanzas y nos va a 'bancar' si nosotros no le fallamos", señaló.

Macri, Daniel Arroyo y Vidal saludan desde los balcones antes de dar un mensaje tras la reunión.

Asimismo, destacó que el Presidente "nunca le falló a su equipo" en los ocho años que trabajo junto a él, y lo definió como alguien que "siempre está dispuesto a hacer lo correcto, aunque cueste; a elegir el camino difícil, aunque no siempre sea el más conveniente".

"Cuando tiene que decidir entre intereses complejos, (Mauricio Macri) piensa en esa enorme mayoría que tiene esperanza y cree en nosotros, que se levanta todos los días para trabajar y quiere un futuro mejor para sus hijos, que cree en los valores y es honesta y confía y tiene una enorme expectativa en lo que vamos a hacer", consideró.

Macri tiene en claro que su desafío más complejo es ordenar la provincia de Buenos Aires.

Por último, resaltó que empezaron a "ordenar las cuentas" de la Provincia definiendo "prioridades: triplicar la inversión, bajar a la mitad la publicidad y reducir un treinta por ciento los cargos políticos".