Menu Big Bang! News
Política El canciller retoma su actividad

Tras la operación, Timerman quiere unas "buenas vacaciones"

El ministro de Relaciones Exteriores habló luego de la operación a la que debió someterse por un tumor hepático maligno. Criticó a los fondos buitre, apoyó el reconocimiento a Palestina como Estado y adelantó que se tomará vacaciones cuando termine su mandato.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de un mes con extremos cuidados por la operación a la que se sometió a mediados de julio a raíz de un tumor hepático maligno, el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, reapareció en público. En una entrevista, el funcionario sostuvo que “los fondos buitre están más desesperados que nunca”, y calificó a los capitales especulativos como la expresión más “violenta, brutal y marginal del capitalismo”, aunque reconoció que tienen “mucha influencia política”.

En diálogo con radio Del Plata, Timerman analizó que es “correcto priorizar la situación de los inundados por sobre los fondos buitre”, y repasó que “la no posibilidad de reestructurar la deuda externa crea inestabilidad política en muchos países”.

Ayer Timerman se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para analizar la creación de un marco legal que regule los procesos de reestructuración de deuda soberana, sobre el que se pronunciará en septiembre la Asamblea General.

Junto a Ban Ki-Moon, el canciller Héctor Timerman analizó el futuro del pago de la deuda

El canciller además habló sobre su salud y aclaró que se siente bien, aunque contó que deberá realizarse chequeos constantes. “Tengo las secuelas de la operación, fueron cinco horas y fue difícil”, repasó Timerman. La intervención fue en el hospital Austral de Pilar el 14 de julio, debido a un tumor hepático. Un día antes había anunciado que atravesaba un “proceso de salud que requiere intervención quirúrgica”, pero indicó que eso no afectará su continuidad en el cargo.

Esta mañana, el funcionario dio algunos detalles más sobre la operación. “El tumor era maligno y estaba encapsulado. Lo extirparon completamente. Por ahora no va a haber quimioterapia”, precisó.

Por esta razón, Timerman también analizó que luego del 10 de diciembre le espera un tiempo de tranquilidad, y aseguró que quiere unas “buenas vacaciones” cuando finalice su mandato al frente de un ministerio desde donde el gobierno debió abordar cuestiones sensibles. “Hace siete años que no me tomo vacaciones, así que después veré cómo seguiré trabajando”, señaló el canciller.

Hoy la presidenta recibirá una condecoración de Palestina por su labor por “la paz en Medio Oriente”.