Menu Big Bang! News
Política Marcha atrás

Tras ser cuestionada por su patrimonio, Cristina rectificó su declaración de ganancias

La ex presidenta había declarado en 2016 consumos por unos $ 70 millones, pero esa cifra fue corregida por la de $ 3,1 millones.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"La evolución del patrimonio fue evaluada y juzgada. Nadie me descubrió una cuenta en Panamá Papers. Llegamos al gobierno con 23 propiedades. Todo está en nuestras declaraciones juradas" decía ayer Cristina Fernández de Kirchner en una entrevista con Luis Novaresio.

Cristina Kirchner
Ante Novaresio, Cristina dijo que su patrimonio estaba evaluado y juzgado.

En 2003, la familia Kirchner declaró un patrimonio de $ 7 millones, pero tras su salida presidencial, la ex mandataria dejó el poder con $ 64 millones, mientras que su hijo, Máximo, por el 2015 declaró unos $ 36 millones, es decir, de 7 a 100 millones en 12 años.

Tan sólo un día después, Infobae dio a conocer que Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos presentaron ante la AFIP una rectificación de las declaraciones juradas, básicamente de los montos consumidos durante el año 2016, los cuales eran exhorbitantes.

Según el diario La Nación, Máximo Kirchner había declarado un consumo de $ 20 millones, lo que equivaldría a un gasto diario de $ 56.000. Allí mismo constaba que "sus gastos en 2016, que crecieron 40 veces respecto de 2015, resultan un aumento exorbitante, no habiendo incrementado su grupo familiar, no registrando viajes al exterior, no experimentando crecimiento en los consumos", según la AFIP. 

Cristina Kirchner
Cristina Kirchner dice haber consumido $ 3,1 millones.

Por su parte, Florencia Kirchner había declarado un consumo similar al de su hermano, mientras que la ex mandataria declaró un consumo  superior a los $ 70 millones.

Las mismas fuentes revelaron que la cifra superior a los $ 70 millones del "consumido" durante el año 2016 por la ex presidente fue modificada en la rectificación por la de $ 3,1 millones que se mantiene en la línea de lo declarado en 2015 que fue cercana a los $ 2,5 millones.

Fue el estudio contable del contador Alejandro Manzanares, contador histórico de la familia, el que presentó la rectificación. Fuentes cercanas a la familia Kirchner atribuyen esas cifras a un "error" e indican que "ese cifra nunca fue consumida".