Menu Big Bang! News
Política Protestas

"Efecto retirada" en Tucumán: intendente atrincherado por punteros K

El electo intendente de Concepción, Roberto Sánchez, asumió el sábado pasado y frenó el pase a la planta municipal de 400 personas que fueron beneficiadas por la administración kirchnerista. "Tengo la municipalidad sitiada por el fuego", denunció el funcionario de Cambiemos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El intendente de la localidad tucumana de Concepción, Roberto Sánchez, permanece atrincherado en el municipio desde anoche, luego de que un centenar de personas iniciara una protesta con quema de cubiertas en las inmediaciones de la sede municipal porque se frenó el pase a planta permanente de 400 personas.

Los manifestantes en la puerta del Palacio Municipal impiden la salida del intendente. 

La locura estalló alrededor de la una de la madrugada, y el flamante intendente debió refugiarse en el interior del palacio municipal ante la protesta de los trabajadores, que incluyó quema de cubiertas en la puerta del edificio. Hasta el momento las autoridades locales continúan dentro de la propiedad.

El clima ya venía tenso. Luego de asumir el 29 de octubre, Sánchez, analizó el pase a planta permanente de 430 personas y derogó los decretos que había firmado Morelli para nombrar a los trabajadores cesanteados

El ex piloto Sánchez fue lanzado por el radical José Cano.

En simultáneo, otro grupo de manifestantes intentó saquear anoche la casa de Sánchez. El funcionario habló esta mañana con Todo Noticias y denunció que aún unos 100 manifestantes "impiden que abandone el edificio" y que "se escuchan disparos de balas de fuego" fuera del palacio municipal.

Consultado por las designaciones, Sánchez explicó que "el municipio funciona bien con los 650 empleados que ya tiene" y que "muchos de los pasados a planta permanente por la administración anterior, nunca habían trabajado en la municipalidad".

Sánchez ya había recibido amenazas hace dos semanas y en su momento denunció ataques con bombas molotov en su casa. En esta oportunidad, aseguró que quienes sitiaron la municipalidad son “punteros kirchneristas”.

De acuerdo a informes que recibió el intendente los empleados no tenían acreditado los extremos legales exigidos y conducentes que hacen a la formación de la decisión consignada en los decretos, mediante los informes, declaraciones juradas y dictámenes de oficinas técnicas que deben intervenir necesariamente.

El intendente por Cambiemos se impuso en las elecciones ante Franco Morelli, el candidato oficialista e hijo del intendente saliente, por el 51% de los votos.​