Menu Big Bang! News
Política Miles de personas protestaron y denunciaron fraude

Tucumanazo: represión y heridos en una marcha de protesta

La manifestación pacífica terminó con heridos por las corridas y balas de goma. Los incidentes comenzaron cuando los manifestantes se acercaron a la casa de gobierno provincial. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La plaza donde se realizaba el cacerolazo en la capital tucumana era escenario esta noche de graves incidentes entre la policía y los manifestantes.

Una veintena de heridos, la mayoría con impactos de balas de goma, se produjeron esta noche como consecuencia de la violenta represión policial desatada esta noche en la Plaza Independencia, de la capital tucumana, contra manifestantes que protestaban por las irregularidades electorales ocurridas el domingo.

Manifestante con un tiro de bala de goma en su cuello.

 

 

Cerca de las 23, una media hora después de que se iniciaran los incidentes, ingresó a la Plaza el cuerpo de Policía Montada, que efectuaba cargas contra los manifestantes. Paralelamente, la infantería, munida de escudos, avanzaba contra los manifestantes, algunos de los cuales realizaba una sentada frente a la Gobernación. 

Pasadas las 22.30, sin que se conozcan hasta el momento las causas, la policía comenzó a reprimir con gases y balas de goma, mientras los manifestantes respondían con piedrazos.

Piedras y balas de goma en la plaza frente a la gobernación tucumana.

Los miles de asistentes reclamaban al gobierno tucumano por la quema de urnas y lo que entienden se trató de "fraude electoral" en los comicios de ayer en la Provincia, que daban una victoria parcial al candidato oficialista, Juan Manzur, no reconocida por la oposición. 

La marcha

Manifestantes se concentraban esta noche en la Plaza de la Independencia de la ciudad de Tucumán para reclamar al gobierno de José Alperovich por las irregularidades que se desarrollaron durante los comicios provinciales. Con distintos carteles que mostraban reclamos tanto al gobierno provincial como a la administración nacional y al candidato presidencial del FpV Daniel Scioli, la marcha se realizó sin la presencia de dirigentes del opositor Acuerdo del Bicentenario, que llevó a José Cano como candidato a la gobernación.

Pasadas las 21, comenzó a incrementarse el número de manifestantes, que pasaron de tocar las cacerolas a lanzar insultos y silbidos hacia el gobierno tucumano y lograron derribar las vallas de la Casa de Gobierno provincial para ubicarse en las escalinatas. 

Si bien no había dirigentes de peso, sí había banderas rojas y blancas del radicalismo y del Acuerdo del Bicentenario, con el rostro de Cano impreso.

"José (Alperovich): quema de urnas no es transparencia", señalaba una de las pancartas que se veían frente a la Casa de Gobierno, que contaba con una fuerte custodia de la policía tucumana, equipada con escudos.

Entre los reclamos que se realizaban, figuraba la necesidad de "abrir las urnas" para volver a contar los votos y condenar la quema de otras 42 urnas, que podría motivar la convocatoria a una elección complementaria. Un ciudadano portaba una remera con la leyenda "Alperovich delincuente", mientras que otra consigna exigía: "Scioli, reconocé el fraude".