Menu Big Bang! News
Política El voto electrónico en jaque

Un grupo de hackers dice que con un celular se puede hacer fraude

Especialistas informáticos sostienen que desde un smartphone se puede modificar el chip de cada boleta para que sume más de un voto por cada candidato. Desde el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad juran que el sistema fue auditado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un grupo de expertos en informática publicaron un documento en el que se sostiene que el sistema de voto electrónico que se usará en las elecciones porteñas el próximo domingo es vulnerable por lo que se puede alterar la cantidad de votos que suma cada boleta.

Sin embargo, autoridades del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la ciudad de Buenos Aires dijeron que el sistema no fue objetado por ninguna de las fuerzas políticas y lamentaron que se difundan ahora las objeciones, cuando faltan tan pocas horas para elegir al jefe de Gobierno porteño.

Los expertos dijeron que cada boleta cuenta con “un tag de identificación por radiofrecuencia (RFID), compuesto de un circuito integrado (“chip”) y una antena”. Cada votante usa una boleta para designar a sus candidatos y luego la deposita en la urna.

Las máquinas que se usarán en la elección.

Cuando se cierran los comicios, se acerca cada boleta a la máquina que realiza el recuento, en presencia de los fiscales y de las autoridades de mesa. “Durante nuestra investigación descubrimos que este proceso no está correctamente implementado, y a través de un error de programación es posible grabar el chip mediante un simple smartphone de forma que contenga múltiples votos a un mismo candidato”, dijeron los expertos.

De esta forma el chip de la boleta modificado con el uso de un smatphone puede sumar varios votos para el mismo candidato. “El error detectado no es único, sino un ejemplo de un problema lógico en una de las funciones principales del sistema. Su constatación hace evidente que los programas no fueron auditados conforme a las reglas del arte, en particular para una aplicación que es crítica en la ejecución de un proceso fundamental de la democracia”, agregaron los especialistas en informática.

Los experto publicaron además un video en las redes sociales, donde muestran la supuesta vulnerabilidad del sistema.

Al ser consultado por BigBang, el secretario letrado del TSJ, Alberto Elgassi, dijo que el sistema había sido auditado por expertos de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA y que había certificado que se trata de un sistema confiable y que además no había sido objetado por los partidos políticos que participan en las elecciones.

Según Elgassi, los docentes de la UBA “explican cómo conjurar estas situaciones” y se preguntó porqué los expertos no se presentaron ante el TSJ. “Porque lo hacen un viernes horas anets de las elecciones y no hace dos meses”, dijo Elgassi.

Según el secretario letrado, con el actual sistema  “están satisfechos los protocolos de seguridad” y explicó que los apoderados de los partidos políticos “tuvieron acceso a los códigos fuentes fueron a la empresa y no hubo ninguna presentación para objetar el sistema”, que debutará el próximo domingo.

El funcionario dijo que “la máquina no guarda información, no graba nada” y que además hay “un soporte papel de cada voto”, y que cuando finalice el recuento de votos “cada acta de escrutinio tiene un código QR y el fiscal lo puede mandar a su centro de cómputos”.