Menu Big Bang! News
Política

Una consultora privada medirá “precios cuidados” para Kicillof

El ministro hizo una licitación para contratar una empresa. No será el INDEC, ni los militantes de La Cámpora.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El relevamiento de las góndolas donde se ofrecen los productos con “precios cuidados” no estará a cargo del INDEC ni de jóvenes militantes de La Cámpora identificados con pecheras de “Mirar para cuidar”. Quienes harán esa tarea en un futuro cercano serán empleados de una consultora privada contratada por el Gobierno.

Así surge de una licitación privada encargada por el ministro Axel Kicillof para contratar a una consultora privada. La decisión -que contradice abiertamente el relato oficial en materia de precios- fue revelada ayer por el blog de investigación periodística “(Eliminando Variables)”, que accedió a los documentos oficiales.

En una nota titulada “Kicillof ya no confía en el INDEC y contrata a una consultora privada para que mida los precios”, el sitio informó que el ministro de Economía “contrató a una consultora privada con el objeto que mida y audite, en 20 supermercados del área metropolitana, conurbano y otras regiones del país, la evolución de precios de un total inicial de 200 productos de la canasta de consumo”.

Agrega también que “según el texto de la Licitación Privada 09/2014, expediente S01 0106648/2014, a la que accedió (Eliminando Variables), y que fue realizada a mediados del mes de diciembre pasado, se contrató a un grupo de empleados de una empresa privada para que brinde “un servicio de consultoría anual que suministre información semanal de precios en supermercados de los productos representativos de la canasta de consumo”.

El sitio precisa además que “en las especificaciones técnicas se solicita a la empresa contratada que el valor de los precios de los 200 productos, indicados puntualmente por la Secretaría de Comercio, deben ser “tomados de manera presencial en la góndola”. Y aclara taxativamente que deben medirse los precios de la “totalidad de los productos de la canasta de consumo en cada supermercado” relevado. Por otro lado, señala que “a pedido de la Secretaría de Comercio” se deberán observar los productos en promoción que oportunamente se indiquen. La consultora contratada, incluso, “deberá entregar los informes semanalmente desde el mes inmediato posterior” a recibida la orden de compra.

El blog aclara que “por el momento, no trascendió el nombre de la consultora a la que se le pagará dinero del Estado para realizar este relevamiento y auditoría, aunque sin duda deberá tener una estructura adecuada para efectuar la medición de precios en el interior de la República Argentina”.

“Toda la información recolectada será entregada directamente al secretario de Comercio Interior. La recibirá en informes semanales durante los 12 meses de contrato. Estos, según los pliegos a los que accedió (Eliminando Variables)”.

La publicación de la noticia va acompañada de un análisis político de sus autores, quienes sostienen que la movida oficial de contratar una empresa privada para medir precios “va en línea con una Presidente que alaba el sistema público de salud y acude a sanatorios privados para tratarse; un gabinete que resalta la épica de contar con una línea de bandera y opta por los vuelos privados para trasladarse, o aliados en las provincias o los medios que meditan sus discursos sobre el turismo nacional en una playa del extranjero. Ahora es el turno de Axel Kiciloff, el más joven de todos los ministros, que de a poco va entendiendo de qué se trata la brecha entre discurso y praxis”.