Menu Big Bang! News
Política Gastos excéntricos

Una ex secretaria de Ambiente kirchnerista va a juicio oral acusada de corrupción

Se trata de Romina Picolotti, quien fue funcionaria entre 2006 y 2008. Irá a juicio oral por administración fraudulenta. La acusan de realizar gastos exorbitantes en nombre del Estado. Una de las acusaciones es que regaló comidas en el restaurante Hooters, famoso porque es “atendido por señoritas de medidas generosas y sueltas de ropa”, según la jueza. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La ex secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable Romina Picolotti (2006-2008) será sometida a juicio oral y público por supuesta corrupción durante su gestión al pagar regalos de lujo, vuelos en aviones privados y restaurantes selectos con dinero público. 

Fuentes judiciales informaron que la jueza federal María Servini de Cubría dio por concluida la etapa de instrucción de la causa, luego de que en marzo pasado la Cámara Federal confirmara el procesamiento, y la elevó a la instancia del debate oral. Picolotti, que cobró notoriedad como abogada de los ambientalistas de Gualeguaychú durante el conflicto con Uruguay por la papelera Botnia, ocupó la Secretaría desde 2006 a 2008 cuando la presidenta Cristina Fernández la relevó luego de que el periodismo revelara gastos de la funcionaria. 

La investigación remarca vuelos a Córdoba en aviones privados y costosos regalos en nombre del INTA

El procesamiento de Picolotti por presunta administración fraudulenta se debió a que utilizó fondos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para gastos personales, como regalos de lujo y vuelos en aviones privados. Uno de los gastos más excéntricos que detalló la jueza en el procesamiento fueron facturas en 'Hooters', "conocido por ser atendido por señoritas de medidas generosas y sueltas de ropa", describió la jueza.

"Este comprobante posee escrito en su parte superior 'Muchas Gracias!!!!' con signos de exclamación, a modo de cómplice agradecimiento por parte de quien concurrió al local e hizo los consumos con dinero público", explicó la magistrada en su resolución.

Hooters es un restaurante que se caracteriza por la apariencia de sus meseras: ligeras de ropa y escotadas. 

Señalaron sobre Picolotti que fueron "más de 260 pasajes aéreos emitidos a su favor o de personas de su entorno inmediato, sufragados con fondos de la Secretaría de Estado de la que era titular cuando en ningún caso correspondían por desarraigo u otro motivo legal". Por último, detallaron que Picolotti firmó más de 950 consumos que se pagaron con fondos de la Secretaría.