Menu Big Bang! News
Política en Lobos

¿Unidos triunfaremos? Se reunieron por primera vez todos los intendentes del PJ

Cuatro grupos distintos se reunieron para unificar criterios en torno al Presupuesto 2017 y trabajar por la unidad en las elecciones legislativas del año próximo. La última vez, los había juntado Cristina en el Instituto Patria.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un año después de la catástrofe electoral en la provincia de Buenos Aires, los intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires lograron dar una señal de unidad que venía por demás demorada.

Bajo la convocatoria de rearmar el espacio de cara a las elecciones legislativas de 2017, cuestionar al gobierno de María Eugenia Vidal y lograr una posición unificada en torno al Presupuesto provincial, los jefes comunales se reunieron en Lobos, la localidad en la que nació -a fines del siglo XIX- Juan Domingo Perón.  

Grupo Fénix con Menéndez de Merlo, Magario de La Matanza y Sujarchuk, de Escobar.

Además de la demostración de fuerza que hicieron mientras comían un asado bien peronista, los cuatro grupos en los que se encuentran divididos los intendentes bonaerenses se comprometieron a crear una mesa de trabajo para buscar una posición unificada en torno al Presupuesto provincial.

La cumbre fue a puertas cerradas en Lobos y sirvió en principio para unificar criterios en torno al debate legislativo por los presupuestos nacional y bonaerense, además de promover un "discurso de unidad" ante la proximidad del año electoral.

Hacía mucho que las distinas facciones del intendentismo no se juntaban. La última vez, había sido en abril pasado, cuando Cristina Fernández de Kirchner los juntó en el Instituto Patria, 5 días después del acto que encabezó en la puerta de los tribunales de Comodoro Py.

Ese día, también habían sido 51 intendentes y el ausente más notorio, Gabriel Katopodis, ahora fue uno de los impulsores de la juntada en Lobos.

Grupo Esmeralda de Zabaleta, Katopodis e Insaurralde.

Fuentes del PJ señalaron a la agencia DyN que coincidieron en que la "unidad" puede llegar incluso a través de las PASO, con el objetivo de impulsar unas primarias con "nivel" y "hacerse cargo del futuro del peronismo bonaerense". 

Aunque todavía falta un año, el escenario que cobra fuerza es el de una gran PASO en la provincia de Buenos Aires, con dos candidatos que no pudieron enfrentarse en 2015: Daniel Scioli y Florencio Randazzo.

El duo de La Matanza. Espinosa jefe del PJ provincial y Magario, la intendenta.

Como anticipó BigBang, desde uno y otro sector va ganando adhesiones el criterio de que la interna les conviene a todos y es el único mecanismo posible para ordenar al peronismo.

Hasta el Club Independiente llegaron tanto referentes del Grupo Esmeralda, entre quienes estuvieron Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Juan Zabaleta (Hurlingham), como exponentes de su contraparte, el Grupo Fénix, representado por jefes comunales como Verónica Magario (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas).

También asistieron intendentes referenciados en el kirchnerismo como Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mario Secco (Ensenada), a quienes se sumaron alcaldes del interior como Ricardo Alessandro (Salto) y Hernán Ralinqueo (25 de Mayo), quienes no están enrolados en ninguno de los grupos.

La cumbre fue organizada por tres intendentes de distintos nucleamientos: Insaurralde, Magario y Ferraresi, quienes se encargaron a llamar al resto de sus pares parea garantizar una asistencia que fue casi perfecta.

La mayoría de los 20 oradores, que fueron sólo intendentes, pidió un "mismo discurso" para "rearmar el peronismo", mientras la proliferación de los distintos agrupamientos fue tomada como una "cuestión natural, por intereses y cercanía, aunque todos reconocen que hay que ir por algo más grande", apuntó a esta agencia un jefe comunal que asistió al mitin.

El jefe del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza, participó del almuerzo, que consistió en asado como plato principal y helado de postre, aunque no integró la lista de oradores.

"Desde diciembre que no se daba que estuviéramos casi todos", destacaron voceros del mitin y apostaron por "comenzar a transitar un camino vinculado con el Presupuesto y el endeudamiento, y expresar lo que la gente quiere".

En ese sentido, se acordó pedir el financiamiento de obras en el plan de gastos nacional e impulsar "mesas de trabajo" con legisladores de los distintos bloques bonaerenses y equipos técnicos para "unificar posturas" en torno al presupuesto presentado por Vidal, quien recibió críticas de gran parte de los asistentes por "las obras prometidas que no se cumplieron".

"Estuvimos trabajando para que las necesidades de la gente sean prioridad en el Presupuesto 2017: que no haya endeudamiento para gastos corrientes y que los recursos se inviertan en seguridad, educación, salud y obra pública", dijo el intendente de San Martín, Katopodis.

Pereyra, de Florencio Varela y Ferraresi de Avellaneda. El kirchnerismo también estuvo.

En el debate electoral, una de las figuras invocadas fue la del jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, sobre quien se advirtió que "está de un lado o de otro", además de definir que si quisiera confluir en el PJ, "habrá internas". "Se habló de terminar con el mito de Massa, si quiere ser parte que vaya a las PASO, acá no hay resucitadores", definieron ante DyN desde el Grupo Esmeralda.

Si bien la gravitación de la ex presidenta Cristina Fernández no fue abordada de manera general, Secco fue quien reivindicó el nombre de la ex mandataria durante el debate.

Además de intendentes como Eduardo "Bali" Bucca (Bolívar), Walter Festa (Moreno), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Patricio Mussi (Berazategui) y Ariel Sujarchuk (Bolívar), participaron también alcaldes del PJ ortodoxo como Julio Pereyra (Florencio Varela) y Alberto Descalzo (Ituzaingó).