Menu Big Bang! News
Política

Uno de los detenidos en la marcha por Maldonado denunció irregularidades

Aseguró ante BigBang que el acta policial fue "labrada al voleo".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Juan Pablo Mourenza tiene 34 años, es fotógrafo y periodista del medio alternativo Antena Negra. Fue detenido el viernes por la noche, mientras cubría junto a su compañero Ezequiel Medone la marcha en reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado. En diálogo con BigBang, denunció irregularidades y criticó con dureza el accionar de la Policía de la Ciudad. “Cállense si no quieren ser los próximos Santiago Maldonado”, asegura que les gritaron.

Mourenza fue liberado el lunes por la madrugada, junto con otros 29 detenidos durante la desconcentración de la marcha realizada el viernes por la tarde. En total, la Policía porteña detuvo a 31 personas acusadas por “intimidación pública y atentado y resistencia a la autoridad”, un delito federal que recayó en el juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi.

En la marcha del viernes hubo 31 detenidos. 30 fueron liberados en la madrugada del lunes.

Además de negar las acusaciones, el fotógrafo denunció irregularidades en la detención. “La detención fue dos horas y media después y a 15 cuadras de distancia del lugar y la hora que dice el acta que se nos labró cuando nos imputaron por cargos federales. El acta dice que nos detuvieron a las 20 en Plaza de Mayo, y en realidad fue a las 22:30 en Avenida de Mayo y San José”, aseguró a BigBang. Y remarcó: “Era un acta labrada al voleo, dice una cosa que no es la que pasó”.

Mourenza y Medone registraban, mediante transmisiones en vivo y fotografías, el momento en el que la Policía de la Ciudad “quería llevarse presa a una piba que filmaba con su celular”. “Hubo un forcejeo y acto seguido lo agarraron a mi compañero. Cuando fui a decirles que éramos trabajadores de prensa, me detuvieron a mí también”, contó.

Luego, fue rociado con gas pimienta en el rostro, por lo que permaneció con los ojos cerrados, producto del ardor, durante varios minutos. Inclusvie, Mourenza relató que subió al móvil policial e ingresó a la celda en la comisaría sin poder abrir los ojos.

“En el momento en el que nos detuvieron estábamos transmitiendo en vivo. Se alcanzó a transmitir el momento exacto en el que un oficial decía: ‘Agarralo a este que está filmando’”.

- Se dijo que recibieron comentarios referidos a Santiago Maldonado. ¿Fue así?

Sí, inaceptable. En nuestro caso particular no fue exactamente así, con ese amedrentamiento. Pero una vez que declaramos, ya en Comodoro Py, nos pusieron en celdas comunes y nos llegó el comentario de compañeros que lo escucharon. La situación se da en particular en uno de los móviles de la Policía. Los pibes se quejaban de la detención y los policías decían: ‘Cállense si no quieren ser el próximo Santiago Maldonado’. Un tremendo atropello, es muy terrible que se digan esas cosas hoy en día.

Mourenza, junto a su compañero Medone y la abogada de Correpi, María del Carmen Verdú.

La indagatoria tuvo lugar más de un día y medio después de la detención, en el despacho de Martínez de Giorgi en los tribunales federales de Comodoro Py. “Éramos tantos que no nos entrevistó Martínez de Giorgi, fueron sus secretarios. Creo que no estuvimos frente al juez en ningún momento”, señaló Mourenza, quien remarcó: “Estamos libres gracias a todos los que fueron a reclamar, pero es importante resaltar el corrimiento del eje. Santiago Maldonado sigue desaparecido y el pueblo mapuche sigue siendo atropellado”.