Menu Big Bang! News
Política Polémica

Vidal suspende el nombramiento del cuestionado Albarracín en el Poder Judicial

César Albarracín iba a jurar como fiscal ante la Cámara de Casación Penal bonerense. Su nombramiento había sido impugnado por organismos de defensa de los derechos humanos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal suspendió hoy la designación de César Albarracín como fiscal adjunto ante el Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, tras los cuestionamientos presentados por varios organismos de derechos humanos por su gestión en el Ministerio de Justicia provincial.

Además, Albarracín fue uno de los responsables políticos de la triple fuga del penal de General Alvear de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

La designación de Albarracín había sido promovida por el ex gobernador Daniel Scioli. El ex funcionario estuvo a cargo de la Subsecretaría de Política Criminal e Investigaciones Judiciales del Ministerio de Justicia bonaerense, donde tuvo a cargo el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), el CELS, y otras organizaciones de defensa de los derechos humanos presentaron una nota a la gobernadora de Cambiemos en la que solicitaron que suspenda el nombramiento de Albarracín como fiscal frente al tribunal penal más importante de Buenos Aires.

Albarracín era cuestionado por organismos de defensa de los derechos humanos.

La gobernadora finalmente accedió. El artículo 1 del decreto de suspensión dispone: "Suspender el proceso de designación de César Miguel ALBARRACIN (D.N.I. N° 22.996.761 – CLASE 1972) en el cargo de Fiscal Adjunto ante el Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, hasta tanto se deslinde su responsabilidad administrativa y/o penal en el marco de las actuaciones de referencia".

Entre los considerandos, Vidal aclaró que "median en el estado actual del procedimiento graves antecedentes que no estaban presentes ni fueron valorados al tiempo de decidir su designación, y ello torna conducente la adopción de medidas efectivas tendientes a resguardar el interés público comprometido, que debe prevalecer sobre cualquier expectativa personal".