Menu Big Bang! News
Política Quiere la recusación del juez

Volvió Moreno, declaró y dijo que Bonadío lo asesoró contra Clarín

El ex secretario de Comercio declaró en la causa por uso indebido de fondos públicos y, sorpresivamente, dijo que en 2012 el juez lo invitó a desayunar y le dio consejos sobre cómo actuar en la causa en la que está procesado. El juicio político del magistrado sería funcional, además, a la causa Hotesur. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, se presentó esta mañana en los Tribunales Federales de Comodoro Py y en plena indagatoria la emprendió, con los tapones de punta, contra el juez federal Claudio Bonadío. El ex funcionario que no estaba en el país, sino en Roma como agregado económico en esa Embajada Argentina, llegó ayer. 

Moreno, que está siendo investigado en una causa en la que se lo acusa de usar fondos públicos para hacer el cotillón anti Clarín, que en el 2011 se utilizó en los actos del Mercado Central, llegó a la cita acompañado por su abogado Alejandro Rúa. Allí aseguró que “en el año 2012 el juez Claudio Bonadío lo invitó a desayunar a su departamento y el magistrado le dio consejos sobre cómo actuar en la causa en la que está procesado”.

Moreno, cuando era funcionario kirchnerista. 

Fuentes judiciales informaron a DyN que Moreno declaró que hay una "actitud de hostigamiento" por parte del magistrado y que mañana viernes su defensa recusará a Bonadío para que no intervenga más en el expediente. En tanto, allegados al juez dijeron a la misma agencia que Moreno nunca estuvo en el departamento del magistrado y sostuvieron que el funcionario kirchnerista tiene "un espíritu de fantasía". 

Sobre la supuesta reunión con el juez, Moreno contó que al comienzo de la causa, en 2012, una amiga que tiene en común con Bonadío le dijo que el juez lo "invitaba a desayunar a su departamento".

Moreno y Maradona, “anticlarinistas” de la primera hora.

El ex secretario aseguró que conocía a Bonadío de la "militancia política en el Justicialismo" pero que nunca había hablado con él. Moreno agregó que el llamado a indagatoria que le hizo Bonadío, bajo la advertencia de detenerlo si no concurría -lo que luego fue revocado por la Cámara Federal- era una "actitud de hostigamiento". 

El abogado defensor pidió un cuarto intermedio de la indagatoria, en la que no estuvo Bonadío, porque anunció en el juzgado que mañana lo recusará para que no siga interviniendo en la causa.

Esta estrategia de Moreno sería funcional a los intereses del Gobierno, que ya realizó varios intentos por quitarle a Bonadío la causa Hotesur, en la que está implicada la familia de Cristina Kirchner y el empresario Lázaro Báez, quienes son investigados por el supuesto delito de lavado de dinero. Es que la revelación del ex funcionario es una clara causal de Juicio político contra Bonadío, y quizás , por esa vía, que se llevaría adelante en el Consejo de la Magistratura, donde el kirchnerismo tiene mayoría, se podrían sacar a Bonadío de la cancha.

Alto Calafate, el principal hotel de Hotesur, la empresa de la familia Kirchner.

Moreno está acusado de incitación a la violencia y malversación de caudales públicos porque en 2011, durante un acto en el Mercado Central, utilizó globos y otro cotillón con la leyenda "Clarín Miente". Entonces el Grupo Clarín lo denunció en la Justicia.

El funcionario negó las acusaciones y dijo que "ni un peso del Estado Nacional fue desviado como se pretende para la campaña de difusión 'Clarín Miente'", sino que fueron "recursos genuinos de la Corporación Mercado Central que debía protegerse del daños causado por las mentiras difundidas por el Grupo Clarín".

También sostuvo que la frase "Clarín Miente" es anterior al hecho que se le imputa, de 2011, y que se inició en 2008 durante el conflicto con el campo. Recordó que el titular de la CGT, Hugo Moyano, entonces aliado del Gobierno, exhibió un cartel con esa frase y que se vieron afiches con la leyenda "Clarín Miente. Moyano conducción".