Menu Big Bang! News
Tecnología Avances

A lo Matrix: ahora se puede aprender conectado a un casco

Un equipo de científicos del laboratorio HRL descubrieron un nuevo método de enseñanza que permite aprender, de manera muy rápida, cómo pilotear aeronaves, entre otras cosas, a través de la estimulación de neuronas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En Matrix, tanto Neo –el personaje que interpretó Keanu Reeves- y Morfeo –interpretado por Laurence Fishburne- conseguían aprender a manejar desde helicópteros hasta todo tipo de artes marciales con tan sólo conectarse a una computadora.

Hoy en día, y lejos de la película de ciencia ficción estrenada hace 17 años, se puede llevar a cabo algo lejanamente similar, pero de igual magnitud. Investigadores del laboratorio HRL, en California, Estados Unidos, descubrieron un nuevo método de enseñanza que permite utilizar estimulación transcraneal para incentivar el aprendizaje.

Los voluntarios fueron conectados a un casco con electrodos para recibir descargas. 

Los investigadores estudiaron a seis pilotos comerciales, y militares, que realizaron varias maniobras de vuelo en un simulador. Mientras piloteaban, los científicos analizaron sus patrones neuronales y luego conectaros a un grupo de voluntarios a un casco con electrodos, y les mandaron descargas que replicaban esos patrones.

“Estos sujetos que recibieron estimulación cerebral vía ondas electrónicas abren una nueva puerta de investigación”, aseguró el doctor Matthew Phillips de la HRL. “Mientras más avancemos en la optimización, personalización y adaptación a partir de los protocolos de la estimulación cerebral, estos procedimientos se volverán una rutina en las salas de aprendizaje”, detalló el investigador.

El procedimiento fue un éxito y todos lograron adquirir e lconocimiento de forma más rápida. 

El uso de la "estimulación transcraneal con corriente directa" fue todo un éxito e hizo que los voluntarios, quienes carecían del conocimiento de vuelo, aprendieran las maniobras más rápido.

Desde los laboratorios HRL, propiedad de General Motors y Boeing, aseguran que esta forma de "aprendizaje rápido" puede ser aplicada a distintas áreas de la educación, como la de idiomas.“Es posible que lleguemos a implementar esto para automovilistas profesionales, militares y para aprender lenguajes”, concluyó Phillips.