Menu Big Bang! News
Tecnología Nueva era

Adiós Floggers: una batalla perdida ante Facebook y Twitter

La red social con la que muchos adolescentes dieron sus primeros pasos en Internet se baja del sistema, borrando un pasado de acné y ridículas modas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de años de agonía, el fotolog finalmente se rindió en la batalla contra Facebook, Twitter e Instagram. Lo que supo ser una de las primeras redes sociales en los albores de este siglo, y generadora de los floggers y los emo, no pudo sobrevivir a las aplicaciones y desarrollos que hicieron un mundo virtual más interactivo.  

Los primeros indicios se dieron hace tan sólo un par de días, cuando ninguno de los nostálgicos y ya adultos usuarios pudo acceder a su propia cuenta. Pese a que el desenlace era anunciado, muchos se sorprendieron cuando hoy desde la portada del sitio se explicó que “el sitio perdió la conexión con su servidor”. Pero si alguna evidencia faltaba, en las tiendas de Android y Apple ya no cuentan con la aplicación de Fotolog para poder ser descargada.

Una imagen del pasado.

Adiós recuerdos

De esta manera, algunos cientos de personas que aún miraban de reojo esta red social, se vieron imposibilitados de recuperar todas sus fotos y recuerdos. Las quejas no se hicieron esperar y fueron sus plataformas “hijas” las que se adueñaron de estas protestas.

Con un concepto simple, la improvisada red social, permitía a los usuarios registrados subir fotografías que podían ser vistas y comentadas por aquellas personas que conformaban su  circuito de amigos en red. La idea fue de Scott Heiferman y Adam Seifer y un tercer socio al que sólo se lo conoció como Spike.

Aunque en 14 años alcanzaron 34 millones de usuarios, nada pudo hacer contra los 1.390 millones que hoy ostenta Facebook o los 320 millones de Twitter.

La plataforma puso en primera plana a los floggers, un conjunto de adolescentes que hacían culto de su vida a través de las fotografías que publicaban en la red. Esos usuarios medían su popularidad en base a los ff que recibían, una herramienta que semejaba al institucionalizado Like it de Facebook.

A nivel local, la movida traspasó el mundo virtual para trasladarse a las escalinatas del shopping Abasto, donde cada domingo se juntaban centenares de chicos de entre 14 y 18 años que buscaban un intercambio más allá del monitor. En ese escenario Agustina Vivero, quien se popularizó como Cumbio, emergió como la reina flogger. Cumbio llegó a tener más de 30.000 visitas por días y más de 2 millones desde que comenzó con su fotolog.

En la actualidad, Vivero no relega del fotolog, aunque prefiere dejarlo en el pasado. La joven sigue ligada a los medios de comunicación y hasta llegó a ser asistente de Mirtha Legrand.

También desde esas páginas, una adolescente Florencia Kirchner, bajo el nombre de Flor Key,  se mostraba en un raid de salidas nocturnas, novios y extravagantes look. Pero el sueño de It girl, le quedó grande, y cuando las críticas comenzaron a rozar a sus padres, poco a poco comenzó a alejarse de la red.

Los recuerdos y las fotos quedaron en el olvido.

Hoy todos estos jóvenes rondan los 25 años y ya insertos en el mundo laboral se adueñaron de otras redes. El twitter es una de ellas, por eso fue el espacio elegido para velar al Fotolog.