Menu Big Bang! News
Tecnología Burlas 2.0

Científicos de EE.UU. revelaron qué convierte a un meme en viral

Un equipo de investigadores estadounidenses estudió más de 200 memes para resolver qué lo hace propagarse por la web. Los más cortos resultaron ser los más exitosos.   

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hechos para burlarse o parodiar alguna situación en particular, los “memes” se convirtieron a lo largo de los años en el “chiste” cotidiano que mantiene expectante a las personas en las redes sociales.  Pero, ¿Qué vuelve viral a un meme?.

Sammy Griner es el nombre del niño que protagoniza el meme del bebé con cara de enojo.

Para responder esta pregunta, los investigadores Keith Shubeck y Stephanie Huette - de la Universidad de Memphis - analizaron 268 memes como parte de su investigación.

“La comprensión de la propagación de un meme corre en el mismo sentido que la comprensión de la cultura humana", expresaron los investigadores y aseguraron que “cuanto más entendamos acerca de los memes, de sus orígenes y mutaciones, y la rapidez con que éstos son aceptados por otras personas, más rápido vamos a comprender las tendencias culturales que lo llevan a viralizarse”.

El término "meme" fue diseñado por Richard Dawkins en 1979, quien lo utilizó para describir una unidad de ideas culturales o comportamiento similar a cómo los genes llevan la información genética de una generación a la siguiente.

Según informó el sitio Daily Mail, el meme fue creado mucho antes de la existencia de las redes sociales o incluso de Internet y se hizo popular durante la Segunda Guerra Mundial con el graffiti en las paredes.

El encuentro del “turco” Pampita y el “Apache” Suárez. 

El equipo de investigadores determinó que no basta con que sea una foto compartida numerosas veces, sino que además tiene que tener un mensaje corto para que sea fácil de divulgar. Además no debe tener malas palabras para garantizar el éxito y ser apropiado para todas las edades.

Los memes más cortos fueron un 2.8 de veces más propensos a tener éxito. En cambio, los más largos fueron solamente un 2.2 de veces más proclives a triunfar en la web.