Menu Big Bang! News
Cuál es el adictivo videogame que juega Frank Underwood en House of Cards

Tecnología series

Cuál es el adictivo videogame que juega Frank Underwood en House of Cards

El protagonista de la serie de Netflix no sólo es presidente de EE.UU., también es un fanático de los jueguitos. Y todas las temporadas se "obsesiona" con uno (y también promociona: luego de salir en la serie se convierten en hits). Te contamos cuáles son y cómo jugarlos. El de esta temporada: Agar.io. [LA NOTA NO TIENE SPOILERS]

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Parece un spoiler, pero no: tranquilos. Frank Underwood se reúne con un muy importante político republicano a solas en un salón de la Casa Blanca. Hablan un poco. Como los dos saben que los motivos reales del encuentro no se tratarán allí, y como la prensa espera afuera, hacen tiempo y hablan de cualquier cosa. De videogames, por ejemplo.

El opositor dice que sabe que el presidente de EE.UU. es un fanático de los jueguitos y le habla de uno que juegan sus hijos: Agar.io. Frank se engancha, no lo conoce: en pocos segundos se sumerge en el que para muchos es uno de los juegos para móviles del momento.

Promedia la cuarta temporada de House of Cards y otra vez la serie que se mete con la alta política global se toma unos minutos para marcar tendencia en un mercado inesperado, el de los videogames. Y es algo que pasa desde que Netflix presentó su serie “tanque”, en 2013.

Así juega Frank [el video dura poco más de un minuto y tiene escenas de la serie]:

¿Cómo es Agar.io, el juego de Underwood?

Se trata de un juego masivo on line que apareció por primera vez en Reddit, en año pasado. En julio de 2015 salieron las versiones para Android e iOS.

Es tan simple como adictivo. Es muy fácil de jugar:  el player empieza con una célula pequeña y tiene como objetivo ser lo más grande que pueda. Para eso se debe mover y comer puntos de colores que lo hace crecer. También tiene que evitar que otras células lo coman.

Los otros juegos de House of Cards

Underwood, es un fan de los jueguitos, se dijo. Así que en todas las temporadas hay un videogame “estrella” en la serie. En la primera temporada, cuando aún no era presidente sino un miembro poderoso del Congreso, se lo podía ver relajándose en su PlayStation a los tiros con el Killzone 3. Tiempos violentos en su carrera en los que era imperioso descargar energías: iba del simulador de remo de su sótano a la pantalla de su consola.

También se lo vio jugar al The Stanley Parable, un juego diferente, que también es primera persona pero sin tiros sino en modo “aventura”. Momento de pensar las cosas en la vida de Underwood que se trasladaron a sus gustos en la pantalla. En el juego hay que llevar al protagonista, Stanley, por un contexto surrealista. La acción es guiado por la voz del actor inglés Kevan Brighting… pero no siempre hay que hacerle caso, claro.

En la tercera temporada, la del año pasado, fue el turno del increíble Monument Valley. Se trata de un multipremiado juego (pago), que es un gran rompecabezas digital y adictivo. En sus escenarios, laberíntico y fantásticos, parecen no existir las leyes de la gravedad y la princesa protagonista siempre tiene que encontrar la salida.

Queda claro, Underwood no solo es un despiadado as del mundo de la política, también es un gamer fanático al que le alcanzan con un par de segundos por temporada para instalar y hacer “explotar” a sus jueguitos preferidos.