Menu Big Bang! News
Quizás la selfie más famosa, hasta el momento, sacada en la entrega de los Oscar 2014.

Quizás la selfie más famosa, hasta el momento, sacada en la entrega de los Oscar 2014.

Tecnología Sonría, lo estamos fotografiando

La "boca de pato" ya fue: los consejos para una selfie perfecta

Cada día se comparten un millón de selfies en las redes sociales. A continuación, una guía para destacarse con las mejores autofotos, salir bien y evitar tomas movidos o fondos de los que luego arrepentirse. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Muchos están convencido de que es una moda tonta, pero pocos están exentos de ella. Antes se llamaban autofotos o autorretratos y nadie emitía una opinión al respecto. Pero ahora que se llaman selfies y que inundan las redes sociales, todos ponen sonrisita de costado antes de decir: “¡Dale! Hagamos una selfie”, con una mezcla de fashionismo y vergüenza.

Según datos recopilados por el sitio de la BBC cada día se comparten un millón de selfies en las redes sociales. El 30% de las fotos son de usuarios de entre 18 y 24 años, y el 14% de estas fotos tienen retoque digital; el 36% de los fotógrafos admite haber retocado sus fotos antes de compartirlas y entre ellos, los hombres lo hacen dos veces más que las mujeres. 

Las selfies se pusieron de moda cuando las celebrities empezaron a autofotografiarse, y uno de los hitos en su historia fue la selfie de Ellen DeGeneres en los Oscar, en 2014. 

Tanto se ha popularizado este tipo de fotos que no solo se inventó el palo para selfie, si no que también una marca de zapatos quiso poner este tipo de fotos al pie de la gente. Miz Mooz creó un modelo especial para estas tomas, que si bien nació como broma del día de los inocentes en Estados Unidos, se transformará en un producto real luego de recibir cientos de pedidos. 

Pero no es necesario un zapato especial para sacarse una buena selfie. Acá, unos consejos para que salgan lo mejor posible.

Cuando pase el temblor

Una de las cosas fundamentales para obtener buenos resultados al tomar una selfie es asegurarse de que el brazo que sostiene el dispositivo con el que se tomará la foto esté firme, quieto y estable para evitar que la foto salga movida. 

¡Total, es gratis!

Una vez que la persona o el grupo está ubicado, la toma elegida y el brazo estirado, lo ideal es tomar varias tomas seguidas para asegurarse de que haya una buena. Y también probar un par más en distintas posiciones y fondos.

¿Adelante o atrás?

Esta es una elección bastante personal. Si bien sacar la foto usando la cámara trasera, sin ver, no es cómodo, la cámara frontal de los dispositivos suele ofrecer bastante menor calidad que la principal. Dependiendo de qué estemos dispuestos a resignar, (un encuadre milimétrico o una buena resolución) será la elección de la cámara.

Arriba y con ángulo

La cámara un poco por arriba de la cara y los hombros bien derechos evitan la papada y las redondeces de la cara, a la vez que muestran un buen porte. En cuanto al ángulo, un ¾ perfil (mostrando más un cachete que el otro) siempre es recomendable ya que disimula la falta de simetría natural del rostro. 

¡Luz, cámara, selfie!

Una selfie sigue siendo una foto y para que sea buena hay que tener en cuenta todas las cosas que se tienen en cuenta en fotografía. La luz es muy importante, conviene evitar que le pegue de lleno a la cara de los participantes. ¿El ideal? luz suave de costado, y si es natural, tanto mejor, para evitar sombras duras. Si se va a usar una lámpara, lo más conveniente será hacer que ilumine desde arriba y nunca de adelante o de atrás.

El backstage de la selfie

Muchas veces el lugar elegido para la selfie es la verdadera estrella de la escena. En un viaje, por ejemplo. Entonces ¿cómo hacer para que la Torre Eiffel no quede reducida a un sombrerito asomando detrás de un rostro gigante? Los de brazo largo serán los que más fácil la tengan; el resto tendrá que conformarse con medio rostro. O resignar la selfie y pedirle a un amable transeúnte que nos saque una buena panorámica.

Un pescado

Como siempre, lo más difícil es lograr alejar la cámara lo más posible para evitar el efecto ojo de pez. La manera infalible de evitarlo es con un palo para selfies. Los modelos abundan. Lo importante: ubicarlo de tal manera que no se vea, porque afea la imagen.

Maquillaje para fotos

Los filtros son una manera de corregir, mejorar y tapar imperfecciones en las fotos. De Instagram para acá se pusieron muy de moda y hay cientos de aplicaciones que los ofrecen para los distintos tipos de dispositivos.

Con cara de selfie

Elegir el gesto para la selfie suele ser todo un tema. Hace unos años, todos elegían el pico de pato. Afortunadamente, ya no. Como lo ideal es sacar muchas imágenes, es posible hacer gala de todo el repertorio de gestos como se solía hacer en las viejas y queridas photobooth.

Fondo y figura

¡Cuidado! Aunque en algunas selfies el fondo no sea lo más importante, es conveniente prestar atención a lo que sale detrás. No sea que quede a la vista algo que no se hubiera querido mostrar. Conviene recordar también que se trata siempre de un plano cerrado y con poca profundidad, por lo tanto si tenemos demasiadas cosas en el fondo la foto tendrá demasiada información y nada lucirá verdaderamente. Si la autofoto es en un baño, o un dormitorio, es tan importante lo que se ve como lo que no. 

Una cuestión de actitud

A menos que se esté buscando algo muy específico en la expresión, una sonrisa siempre es la mejor carta de presentación. Así que antes de hacer click, lo más recomendable es elegir la mejor sonrisa y extenderla no solo a los labios, sino a toda la expresión de la cara.