Menu Big Bang! News
Tecnología autoluminiscentes

La revolución por TV: las nuevas pantallas orgánicas y flexibles

Basadas en la revolucionaria tecnología OLED, que permite luminosidad propia y adaptación para las apps, las TVs serán curvas, convexas y hasta enrollables.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La evolución de la TV no refiere solamente a las formas de consumir contenidos, como el streaming. Lo nuevo también implica al objeto en sí y a las apps que ofrezca la pantalla. Y también a su estética y diseño.

La tecnología OLED permite una luminosidad suficiente en como para que puedan tener diferentes formas –dobles, cóncavas, convexas– sin perder claridad. Hasta pueden ser enrollables y touch, afirma CNN.

El límite es casi de ciencia ficción. O la imaginación. 

La revolucionaria pantalla enrollable.

OLED -organic light-emitting diode- es un diodo que se basa en una capa electroluminiscente formada por una película de componentes orgánicos, que reaccionan a una determinada estimulación eléctrica, generando y emitiendo luz por sí mismos. Supera ampliamente en nitidez a todo lo conocido.

Será aplicable a los smartphones.

La mayoría de los fabricantes de pantallas apuestan al desarrollo de OLED, como Toshiba, Sony, Panasonic, y la surcoreana LG, que mostró particulares prototipos del TV de mañana con sus pantallas enrollables color bronce de 18 pulgadas completamente flexibles, como una hoja de papel. Para LG, las aplicaciones de este tipo de gadgets podrán revolucionar la TV, los smartphones y las computadoras.

Varias empresas lanzaron pantallas cóncavas inmersivas.

Otro avance es la pantalla cóncava, ideal para nuevos formatos de gaming o dispositivos de realidad aumentada. La nitidez y el rápido procesamiento de imagen, combinados con una forma que parece envolver la cabeza de quien se coloca frente a ella, ayuda a crear ambientes inmersivos.

La revolucionaria tecnología OLED.

Si al doblar la pantalla hacia adentro la sensación es inmersiva, al voltearla hacia afuera, ésta puede convertirse en una suerte de “aparador”. Los fabricantes quieren convertirlas  en mostradores digitales con fines comerciales. En caso de ser interactivas, incluso podrían servir como medios de pago o publicidad.

Prototipo de pantalla 8K múltiple.

8K: Aunque el auge de las televisiones en 4K no es masivo, ya están trabajando con 8K, una resolución superior, que a la vez permitirá ahorrar hasta 55% de energía comparadas con tecnologías “antiguas” como LCD o plasma.