Menu Big Bang! News
Tecnología Tecnología

"Mundial de drones": se larga el próximo gran boom de los cyberdeportes

La primera competencia tiene fecha, hora y lugar, mientras que la segunda se prevé que sea en un centro comercial abandonado de Los Ángeles. Trampas, obstáculos y máquinas especiales creadas y “tuneadas” por sus pilotos para volar muy rápido son parte del puntapié inicial de una disciplina que promete adrenalina.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los drone revolucionaron el mundo tecnológico al igual que distintos ámbitos sociales y laborales en todo mundo. Pero los dispositivos aéreos no tripulados subieron un escalón más y ahora se preparan para ingresar al mundo del deporte.

¿Cómo? El próximo 22 de febrero será un día que quedará marcado para siempre y provocará que los drones dejen de ser utilizados para trabajos, entretenimiento o como un simple juguete. En el estadio Sun Life de los Miami Dolphins -un equipo de fútbol americano de la NFL estadounidense- se llevará a cabo la primera carrera de la historia de drones. Una suerte de primer mundial de estos aparatos tecnológicos.

El drone deberá ser armado por los pilotos respetando ciertas reglas aún por definir. 

La competición fue creada por Nicholas Horbaczewski, quien le puso como nombre la “Drone Racing League (DRL)”. El organizador del evento aseguró que espera ser como la Fórmula 1 o el NASCAR de las carreras de aviones no tripulados.

Además, se logró una inversión que llegó a los US$ 8 millones de algunas personalidades, entre las que se destacan Matthew James Bellamy, cantante y fundador de la banda británica de rock Muse, y el dueño de los Miami Dolphins, Stephen Ross, quien invirtió US$ 1 millón en este evento.

Los pilotos vivirán en primera persona la carrera de los drones. 

La DRL constará de seis etapas en la que participarán pilotos de todas partes del mundo, como Brasil, México, Australia y Estados Unidos. La primera competición, al igual que la segunda, será en Estados Unidos, pero los creadores de esta carrera manifestaron el deseo de realizarlo alrededor de todo el mundo.

El drone chocando con un obstáculo. 

A diferencia de las carreras de autos, este evento no contará con accidentes que puedan ocasionar una lesión en su piloto. Solamente habrá, quizás, la destrucción del dispositivo al girar mal en una curva o chocar con algún obstáculo.

Los pilotos manejaran el drone con un joystick o control remoto y, a su vez, utilizaran un casco que le permitirán vivir en primera persona la carrera, ya que el drone tendrá una cámara incorporada.

El circuito de la competición tendrá varias peculiaridades que le darán emoción y complicará el trayecto de los dispositivos. En primera instancia, el escenario dispondrá de unos “CheckPoint” o rectángulos relucientes en los que los dispositivos deberán pasar sin saltearse ninguno.

Pero este no será el único reto a vencer, ya que el estadio estará lleno de trampas que deberán sortear, como la niebla artificial. Sin lugar a dudas, un toque que hará más atractivo este torneo.

El espectador no será una pieza indiferente en el espectáculo y no sólo podrá ver en vivo y en directo la carrera desde el estadio sino que, además, podrá sentirla en primera persona desde su casa, gracias a la misma cámara que utilizaran los pilotos para competir.

Los pilotos de Drone Racing League.

"Las carreras provocarán una evolución tecnológica. Es como en la Fórmula 1. Muchos avances surgieron ahí porque era necesario aguantar situaciones extremas y luego se aplicaban a los coches corrientes. Con las carreras de drones pasará lo mismo", dijo su creador al sitio Quartz.