Menu Big Bang! News
Tecnología El futuro (Perruno) llegó

Pichichos tech: los gadgets más locos para las mascotas

Collares con GPS y LED, cámaras para no extrañarlos, dispencers de comida automáticos, súper cuchas y cyberpalitos para que se mantengan en movimiento. Todo para mantenerlos contentos y bien cuidados. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tal vez uno de los primeros de los que uno tiene memoria sea aquel alimentador automático que el Doc había inventado para Einstein, el perro de Volver al futuro, tan de moda nuevamente por estos días.

Einstein, el perro del Doc, tenía un dispencer de comida automático.

Pero pasaron muchos años (30 desde la primera de la saga) y los gadgets para mascotas evolucionaron mucho. Algunos hasta el punto de la ridiculez, aunque no tanto como imaginaban en el futuro de Volver al futuro.

A comer

Petnet.io se encarga de alimentar a las mascotas automáticamente a través de una aplicación multiplataforma (iOS, Android o Windows 8). Tiene capacidad para 4 kilos de alimento que va administrando de manera automática cuando los dueños no están en casa. El alimentador sirve para perros o gatos y además de ofrecerles comida, monitorea el comportamiento del animal (si comió, cuándo y cuánto). Está disponible en Amazon a US$ 149.

Petnet, para manejar desde el móvil.

Cariño y diversión a distancia

Para todos aquellos que aman a su mascota pero no pueden pasar todo el tiempo que querrían con ella, llegó la solución: Petcube (https://petcube.com/). Se trata de un cubo de aluminio y cristal (que también trae fundas adaptables) con una cámara gran angular que puede transmitir videos en alta definición a través de streaming para ver lo que hace el animal, y un micrófono y parlantes para hablarle de manera remota. Para que la amada mascota no se aburra, cuenta con un puntero láser para jugar que se activa desde un smartphone o tablet. Además, permite compartir fotos y videos en redes sociales, donde el dispositivo cuenta con una comunidad. Petcube está en Amazon a 176 dólares.

Los weareables también son cosa de animales

Whistle es un dispositivo que se pone en el collar del perro. Mide la actividad y el descanso de la mascota, y envía los datos recogidos al smartphone del dueño. Además, la aplicación viene con funciones extra para controlar la medicación y alimentación, entre otras cosas.

Monitor desde el collar.

Es resistente al agua, y su batería dura hasta 10 días. Se conecta por Bluetooth y Wi-Fi. Whistle también ofrece una versión que suma GPS para rastrear a las mascotas que se sincroniza con una aplicación. Ambos dispositivos tienen un costo de 79 dólares.

Por su parte, Buddy es otra alternativa muy completa. Para empezar, el collar brilla con luces LED para no perderlo de vista a la noche. Cuenta con GPS, y un monitor de actividad que registra pasos, sueño, calorías quemadas e ingesta de alimentos. Además puede notificar cuando otros usuarios del Buddy están alrededor y permite compartir comentarios y fotos.

Collar con LED.

Buddy está en proceso de financiamiento en Indiegogo y estará disponible para entregarse en septiembre de 2016 a US$ 180.

¿De qué estás hablando, Bobby?

Para todos aquellos que pensaban que a su mascota solo le faltaba hablar, llega No more Woof. () Este curioso dispositivo creado por una compañía nórdica usa un electroencefalograma capaz de detectar los impulsos eléctricos en el cerebro del perro y entender qué dice con sus ladridos.

Al captar la señal, el EEG identifica el espectro de un sentimiento de cansancio, enojo o curiosidad y manda un mensaje al dueño interpretando el significado de los ladridos. No more Woof ha logrado traducir con claridad afirmaciones como “estoy cansado”, “tengo hambre”, “estoy emocionado”, y “¿quién es este?” (ante una persona desconocida.

No more woof está disponible para preordenar por unos US$ 300.

El fin de la era del palito

Parece que los perros se cansaron de ir a buscar un palo y ahora son gamers. CleverPet es una consola de juegos canina que cuenta con un touchpad con botones. Cuando la mascota activa los correctos, tiene una recompensa en comida, claro. El grado de dificultad de los juegos, va en aumento.

El sueño de la cucha propia

T-Pai es una casa para mascotas de dos pisos donde uno querría tener una vida de perros. La casa está equipada con baño autoliompiante, un sistema de monitoreo de salud, un sistema de alimentación automático con hasta una semana de carga, regulador de temperatura constante y un sistema de juego con programas de aprendizaje donde los canes podrán aprender a jugar y realizar videochats con sus dueños. Todo con forma de colectivo londinense.

El producto está en fase de desarrollo y se desconoce su precio.

Ya sabés, mascotas tech para emular al famoso perro del Doc Brown del que tanto se habla por estos días.