Menu Big Bang! News
Tecnología caso ashley madison

Una traición en un sitio para "piratas" confirma que no hay privacidad en la web

Después de que un grupo de hackers expusiera datos de los usuarios de una página para tener aventuras, expertos en seguridad advierten sobre los riesgos de exponer la información personal y recuerdan que “nada se pierde” en la red.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“La vida es corta. Tené una aventura”. Con ese slogan potente y seductor, el sitio web Ashley Madison atrapó a millones de personas. La idea era unirse a la página que construyó una comunidad de “piratas” dispuestos al affaire extramatrimonial.

Ashley Madison: la fantasía de privacidad duró poco.

Pero la burbuja estalló rápido: en un giro de los acontecimientos inesperado y dramático, un grupo de hackers se metió en el sistema para robar los datos de 39 millones de usuarios. Fue hace un mes, pero los difundieron esta semana.

Más allá del -enorme- daño colateral, los cíber-activistas argumentaron que fue una venganza por la “traición” de Ashley Madison, que había hecho la falsa promesa de eliminar la información de los usuarios a cambio de 19 dólares.

riesgos y consejos

”La filtración de datos del sitio”, recordó la agencia AP, “es un enorme recordatorio para todos los usuarios de la red: nada queda eliminado del todo, inclusive los datos privados”.

Michael Kaiser, director ejecutivo de la Alianza Nacional en Ciberseguridad de Estados Unidos, recordó: "La información personal es como el dinero, no se da así nada más (...) Uno tiene que valorarla y pensar en protegerla en todas partes donde se vaya a internet".

Kaiser aconseja sobre la seguridad en la web.

Los pasos básicos son evaluar cuánto valora la seguridad de la información la empresa en cuestión y preguntarle sobre sus prácticas de retención de datos.

Otras zonas de riesgo frecuente son el almacenamiento de la información personal en las páginas de comercio electrónico y las opciones de autocompletar datos como dirección y teléfono en los buscadores.

Siempre hay alguien mirando.

“Ashley Madison realmente cobra por eliminar la información personal cuando se elimina una cuenta", dice Kaiser. "Esta es una gran pista sobre cómo se sienten sobre ella".

Para los más desprevenidos, la traición del sitio y el robo de los hackers deberían funcionar como un llamado a la reflexión sobre cuánto de sus vidas están volcando en la web.