Secciones
Actualidad

¿Deben seguir las clases presenciales? "En CABA tiran números que no existen en ninguna parte del mundo"

BigBang dialogó con el científico argentino, Ernesto Resnik, biólogo molecular y biotecnólogo, quien cuestionó la decisión del jefe de Gobierno Porteño de mantener las clases presenciales.

Este lunes volvieron las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires y Horacio Rodríguez Larreta tendría decidido meter mano en los días disponibles - las dos semanas de vacaciones de invierno y dos jornadas adicionales de capacitación que los maestros tienen agendadas para lo que resta del año- para mantener así las 180 jornadas de clases presenciales obligatorias.

La presencialidad en la aulas fue retomada en los jardines maternales, en los niveles inicial, preescolar, primario y en la educación especial, mientras que para primer y segundo año del secundario regirá un esquema mixto y a partir del tercer año una modalidad puramente virtual. La decisión del Gobierno Porteño fue anunciada en contra de la opinión del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

El funcionario había sostenido que, una vez finalizado el aislamiento estricto de nueve días, se debía “continuar el modelo educativo de no presencialidad” en las zonas del país que se mantengan en la categoría de “Alarma Sanitaria” como el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA). De hecho, la Ciudad de Buenos Aires registra un promedio de entre 100 o 110 casos diarios por 100 mil habitantes.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En distintas ciudades y lugares de Europa, las escuelas se cerraron con tan solo 10 o 25 casos de COVID-19 diarios por 100 mil habitantes. "Todo eso es jugar con fuego y lo que lamento es que el fuego va a quemar a la gente, a los argentinos y a las argentinas de esos lugares”, aseguró el presidente Alberto Fernández, sobre las clases presenciales pese a que el decreto nacional vigente lo prohíbe expresamente.

BigBang dialogó con el científico argentino, Ernesto Resnik, biólogo molecular y biotecnólogo que reside en Minnesota, Estados Unidos, quien en los últimos días mostró su indignación sobre la decisión del jefe de Gobierno Porteño de mantener las clases presenciales a pesar de la crisis sanitaria que golpea al país. "No hay lugar en el mundo en donde las escuelas estén abiertas con la cantidad de casos que tienen Argentina", advirtió.

El experto tomó como guía las últimas cifras que lanzó Rodríguez Larreta a través de su última conferencia de prensa -en la que sostuvo que "expertos del país y del mundo" (los cuales no detalla) señalaron que "aún los chicos que se contagiaron, solo contagiaron a un 0,01% de sus contactos estrechos"- para arremeter contra el funcionario. "Dicen números fantásticos que no existen en ninguna parte del mundo", remarcó.

Y siguió: "Es una situación realmente inentendible. Hay ejemplos de países europeos donde trataron de mantener las escuelas abiertas con muchos menos casos en CABA, entre cinco y diez veces menos, y terminaron cerrándolas. El mundo lo sabe, y eso me fastidia de el gobierno porteño, que las aulas cerradas con chicos, donde existe una elevada circulación por tratarse de una ciudad, hay muchos infectados".

De esta manera, no dudó en afirmar que al hablar sobre las escuelas en la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de gobierno porteño "miente". "Dicen números fantásticos que no existen en ninguna parte del mundo. Cuando dice que los contagios son 1% en las escuelas, es discutible. Pero después dijo que el contagio de chicos con COVID con sus contactos estrechos fue del 0,01%", remarca, visiblemente indignado.

Y aclara: "Con estas cifras, CABA, según su gobierno, tendría 10 mil contagios menos en sus chicos que en cualquier otra parte del mundo. Está hablando que uno de cada mil chicos contagia a otra persona. Si pasa, pasa. Si nadie se da cuenta de lo que dice, mejor. En el mundo todos los estudios dan que los ´ataques secundarios´ en casa, los contactos estrechos, son entre 10-20%, pero Larreta con ´datos propios´ dice que contagiarían 10.000 veces menos". 

Para sostener su punto, Resnik compartió en sus redes un estudio de la prestigiosa revista Lancet, en la que afirman que los contagios en casa en China, país donde se originó el virus, es de 17,1%, en Canadá es de un 14,7% y dio a conocer un estudio retrospectivo de 54 países en la que se encontró que ese número es del 16,6%. Todos ellos, muy distantes al 0,01% que defiende el jefe de gobierno porteño.

En conversaciones con este sitio, el biólogo resaltó que si bien la actual crisis sanitaria que atraviesa la Argentina, y toda Latinoamérica, es "horrible", aclaró que Argentina está entre el 10-20% de los países más vacunas en el mundo. "Argentina no está mal en vacunación. Una vez que hay vacunas, queremos la mayor cantidad en el menor tiempo posible. Pero Argentina, en cuanto a negociar vacunas, está en el top 10% del mundo", explicó.

Y detalló: "Vacunó al 25% de la población y está en el tercio mejor país del mundo. Creo que no está mal y negoció más que bien". Al mismo tiempo, relativizo la polémica originada sobre las negociaciones con el laboratorio Pfizer, resaltó que  no hubieran dado "más que un millón de vacunas" y agregó: "Argentina trajo casi 10 millones de vacunas Sputnik V y está bastante mejor que el resto de Sudamérica".

Teniendo en cuenta que Argentina está en el puesto N°32 en términos de población, el país comandado por Fernández se ubica en la ubicación N°21 con respecto a vacunas. "Es decir, en negociación y compras de vacunas, Argentina está en el top 12% del mundo, mucho más arriba que la mitad. Cuando dicen ´no trajeron vacunas´, no es cierto, pero además hay que ponerlo en el contexto de la competencia mundial por vacunas, no hacerlo es mentir", expresó.

Para Resnik, los números en Latinoamérica, en términos de contagios y fallecidos a causa del coronavirus, "son horribles". "Pero uno tienen que pensar porqué en Suramérica se está dando así. Para mi la situación en Argentina, dentro de este momento crítico, es esperanzadora. Si se ve a los países que han vacunado más, el alivio fue muy grande con el 50% de la personas vacunada", dijo.

Y continuó: "Argentina va a llegar a un 30% de vacunados y en un mes o dos, el alivio va a ser grande. Un sacrificio ahora es muy valioso. Evitar miles de muertes ahora, cuando el alivio ya llega, no cuesta tanto. Llegando a la primavera, la Argentina a este paso va a llegar a estar a la par de Europa. Igualmente, los cuidados seguirán estando. Por ejemplo, en Estados Unidos, con un promedio de 60 o 65% de vacunados en las grandes ciudades, siguen exigiendo el uso de barbijos". 

Al final de la charla con este sitio, señaló que la Argentina, como muchos otros países, está vacunando mayormente con la primera dosis y dilatando la segunda. "Por eso hay países mejores en el ranking de vacunas/100, pero vacunaron a menos. ¿Cuán efectiva es la vacuna? Si aparece una nueva variante o cepa que tolere las vacunas, estamos fritos. Pero la inmunidad es muy duradera y es muy posible que tengamos dos años o más de inmunidad con ambas dosis de la vacuna. La gente que se enfermó con el virus natural todavía tiene muchos anticuerpos y sabemos que, tranquilamente, funciona más de un año la inmunidad que genera las vacunas", concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!